3 de agosto de 2015

El reciclaje celular puede ayudar a tratar enfermedades neurodegenerativas y cáncer

MADRID, 3 Ago. (EUROPA PRESS) -

Investigadores de la Escuela de Medicina Albert Einstein de Nueva York (Estados Unidos), liderados por la española Esperanza Arias, han descrito por primera vez la forma en la que las células controlan uno de los procesos de su reciclaje, fundamental para el mantenimiento de las funciones vitales.

En concreto, los expertos han descrito la manera en la que las células controlan, a nivel molecular, la autofagia mediada por proteínas chaperonas, responsable entre otras de la degradación selectiva de proteínas solubles. La autofagia o autodigestión celular es un proceso vital básico que utilizan todas las células del organismo para eliminar y reciclar partes de ellas que estén dañadas o no sean necesarias.

Para lograr estos datos, en el trabajo, publicado recientemente en la revista 'Molecular Cell' y recogido por la plataforma Sinc, el equipo utilizó diferentes fármacos y manipulación genética para estudiar este sistema de reciclaje dentro de la célula.

LA ACTIVIDAD DE RECICLAJE DISMINUYE CON EL ENVEJECIMIENTO

No obstante, los investigadores sabían desde hace tiempo que la actividad de este mecanismo de limpieza y reciclaje celular disminuye progresivamente con el envejecimiento, contribuyendo en parte al aumento de incidencia de cáncer.

Sin embargo, ahora el nuevo estudio ha demostrado cómo las células saludables regulan este proceso molecular de reciclaje, producido en unos compartimentos celulares específicos denominados lisosomas.

"La actividad de esta vía autofágica suele verse afectada dramáticamente en el caso de algunas enfermedades neurodegenerativas. De ahí que la nueva información sobre esta vía autofágica pueda tener implicaciones en tratamientos de las patologías asociadas al envejecimiento", ha explicado la experta.

Por todo ello, los investigadores creen que la activación selectiva de este tipo de autofagia en neuronas podría ser una estrategia útil para retrasar el avance de ciertas dolencias neurodegenerativas, como Parkinson, huntington o Alzheimer.

De manera semejante, prosiguen, como las células cancerosas utilizan a menudo esta vía de reciclado para sobrevivir, se podría utilizar como diana para el bloqueo selectivo de este tipo de autofagia en dichas células malignas, lo cual podría ser una estrategia útil para reducir los tumores y atenuar la metástasis.