18 de junio de 2019

Realizar natación ayuda a proteger las articulaciones en pacientes con artropatía hemofílica

Realizar natación ayuda a proteger las articulaciones en pacientes con artropatía hemofílica
JBARCENA/FLICJR - ARCHIVO

MADRID, 18 Jun. (EUROPA PRESS) -

La práctica de deporte sin contacto directo, como la natación, por parte de los pacientes con artropatía hemofílica ayuda a reforzar la musculatura protegiendo las articulaciones, según ha destacado la doctora María Teresa Álvarez Román, jefa de Hemostasia del Hospital La Paz (Madrid), en el marco del encuentro 'Debates con el experto Hemofilia Today' que ha tenido lugar en la sede de la Asociación de Hemofilia de la Comunidad de Madrid (Ashemadrid), con el patrocinio de Sobi.

La artropatía hemofílica se da en pacientes con hemofilia como consecuencia de las hemorragias continuadas en las articulaciones, que causa cambios fisiopatológicos que pueden desembocar en la destrucción del cartílago y el hueso. Entre sus principales afecciones está el dolor articular, la inflamación y la pérdida de movilidad. Durante la jornada, se ha puesto de relieve que esta afección es sufrida por hasta el 90 por ciento de los pacientes hemofílicos.

Así, Álvarez Román y la doctora de la Corte Rodríguez, especialista en Medicina Física y Rehabilitación del Hospital Universitario La Paz (Madrid), han destacado que cuando los pacientes con hemofilia reciben el tratamiento hematológico adecuado es cuando pueden realizar múltiples actividades que mejoraran de forma significativa su calidad de vida y le permitirán sentirse integrado en la sociedad.

Asimismo, de la Corte ha explicado que lo "fundamental" es administrar un tratamiento que ayude a frenar la hemorragia y ha añadido que otras técnicas que puede ser útiles es la evacuación de la sangre, la fisioterapia, la psicología o la aplicación de medidas analgésicas y físicas. Por otra parte, ambas han puesto de relieve el tratamiento profiláctico temprano, para conseguir que el paciente no tenga ningún sangrado articular.

En este sentido, de la Corte ha señalado que los profesionales sanitarios se enfrentan al reto de la adherencia al tratamiento, no obstante, es más difícil que este proceso se de en la adolescencia ya que dependen de un tratamiento intravenoso.

Por otra parte, los expertos han concluido que es "fundamental" que existe una buena comunicación con el paciente, ya que esto facilita la adherencia al tratamiento y mejora los resultados, ya que la toma de decisiones terapéuticas se hace de forma individualizada en cada paciente.