18 de septiembre de 2012

R.Congo.-La OMS informa de 46 casos de Ébola, 19 de ellos mortales, en el noreste de la República Democrática del Congo

MADRID, 18 Sep. (EUROPA PRESS) -

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha registrado hasta la fecha al menos 46 casos de la fiebre hemorrágica Ébola, 19 de ellos mortales, en la provincia Oriental, en el noreste de la República Democrática del Congo (RDC).

En un comunicado difundido este martes, la OMS indicó que, a fecha del pasado 15 de septiembre, se han registrado 46 casos, 14 de ellos confirmados en laboratorio y los otros 32 probables, en las zonas de Isiro y Viadana, en el distrito de Haut-Uélé.

De estos casos, 19 han terminado con la muerte del paciente (seis confirmados y trece por confirmar). Aparte, según la OMS, se han registrado otros 26 casos sospechosos de contagio que están siendo investigados.

El Ministerio congoleño de Sanidad sigue trabajando con otros socios para controlar la epidemia y se ha iniciado una investigación para tratar de identificar las posibles cadenas de transmisión de la enfermedad y tomar las medidas adecuadas para frenar su propagación y poner fin a la epidemia, según la OMS.

Los socios que están trabajando con el Ministerio son Médicos sin Fronteras (MSF), la Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y la Media Luna Roja (IFRC), la Agencia Estadounidense de Desarrollo Internacional (USAID), los Centros Estadounidenses para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC), el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) y la propia OMS.

La semana pasada, un portavoz de la OMS llegó a informar, en declaraciones a la agencia Reuters, de un balance de 31 muertos, pese a que la cifra oficial de la organización era, en esos momentos, de 18.

El Ébola provoca una hemorragia masiva y causa la muerte --dependiendo de la variante-- de entre el 25 y el 90 por ciento de las personas contagiadas. De momento no existe un tratamiento conocido contra la enfermedad.

El pasado mes de agosto, al menos 16 personas murieron en la vecina Uganda a causa una epidemia de Ébola. Los expertos creen que las dos epidemias no guardan ninguna relación entre sí y han atribuido su difusión en el noreste de la RDC al consumo de alimentos contaminados procedentes de los bosques que rodean la zona.