14 de julio de 2009

Rayán.- La Inspección de Servicios Sanitarios aparta del servicio cautelarmente sólo a la enfermera que alimentó al bebé

MADRID, 14 Jul. (EUROPA PRESS) -

La Inspección de Servicios Sanitarios de la Comunidad de Madrid ha apartado cautelarmente del servicio sólo a la enfermera que suministró la alimentación al bebé Rayán, el hijo de la primera mujer fallecida por gripe A en España, según indicó a Europa Press fuentes de la Consejería de Sanidad.

Ayer el consejero de Sanidad, Juan José Güemes, señaló que se había tomado la medida de apartar del servicio de manera cautelar a las dos enfermeras relacionadas con el caso y que se iba a abrir una investigación por parte de la Inspección de Sanidad. Además, dijo se había llevado el caso al Juzgado de instrucción número 53 de Madrid.

En cuanto a la enfermera implicada, Güemes afirmó que estaba "completamente capacitada", y explicó que tenía dos años de experiencia en grandes hospitales y que llevaba desde el mes de diciembre de 2008 en el Maternoinfantil del Gregorio Marañón.

Por otro lado, el sindicato de Auxiliares de Enfermería (SAE) aseguró hoy que ninguno de sus profesionales ha sido suspendido en el Hospital Gregorio Marañón de Madrid por el "error" que provocó la muerte del bebé. El último contacto del sindicato con la Consejería fue esta mañana, en concreto, con la la viceconsejera de Asistencia Sanitaria Ana Sánchez, quien les confirmó que no había ningún auxiliar de enfermería suspendido de su puesto.