19 de octubre de 2012

La radiocirugía permite tratar el cáncer sin pasar por quirófano con "resultados similares"

San Sebastián acoge el XIII Congreso Nacional de la Sociedad Española de Radiocirugía, promovido, entre otros por Onkologikoa de Kutxa

La radiocirugía permite tratar el cáncer sin pasar por quirófano con "resultados similares"
ONKOLOGIKOA

SAN SEBASTIÁN, 19 Oct. (EUROPA PRESS) -

El presidente del Comité Organizador del XIII Congreso Nacional de la Sociedad Española de Radiocirugía, celebrado en San Sebastián y promovido, entre otros, por el Instituto Oncológico de Kutxa Onkologikoa, destaca que la radiocirugía "ofrece la posibilidad de tratar el cáncer sin pasar por el quirófano y obtener resultados similares a los de los mejores neurocirujanos", a lo que ha añadido que, además, "contribuye a la sostenibilidad del sistema sanitario".

En un comunicado, el experto destaca que "gracias al avance tecnológico con equipos de Radioterapia Robotizados, unido al gran desarrollo de las técnicas de imagen que permiten incluso la fusión informática de estudios de imagen realizados con TAC, Resonancia Magnética, Angio RM y el PET la Radiocirugía puede aplicarse cada vez con mayor precisión".

En este sentido, asegura que incluso se logra "una precisión submilimétrica", lo que permite "tratar con éxito lesiones cerebrales como tumores, tanto malignos como benignos, metástasis, malformaciones arteriovenosas o neuralgias del trigémino".

Ramos, neurocirujano de Onkologikoa y presidente del Comité Organizador de este Congreso Nacional de Radiocirugía que se clausura este viernes en la capital guipuzcoana, indica que durante los tres días que ha durado este evento "los más prestigiosos" neurocirujanos, oncólogos radioterápicos, oncólogos médicos, neurorradiólogos y físicos médicos mundiales han analizado los avances en radiocirugía.

Este encuentro ha estado promovido por la Asociación Española de Radiocirugía y el Instituto Oncológico de Kutxa Onkologikoa. Ramos explica que la radiocirugía es una técnica de poco más de 30 años de existencia cuyo fin es "operar sin operar".

"Muchas de las lesiones cerebrales que antes se consideraban inoperables, ahora son operables con Radiocirugía sin necesidad de realizar apertura del cráneo", subraya, para añadir que esta "revolucionaria técnica" ofrece "una de las herramientas más eficaces en el abordaje de tumores cerebrales, y cuyo uso ya se está extendiendo a otro tipo de malformaciones vasculares y partes del cuerpo".

El experto indica que esta "cirugía sin bisturí, se realiza por medio de aceleradores lineales de alta precisión con fines radicales como la cirugía, pero sin necesidad de realizar ninguna incisión quirúrgica al paciente".

"Se trata de una técnica muy agradecida por el paciente ya que no precisa un ingreso hospitalario prolongado, tan sólo unas pocas horas porque es preciso colocar una guía estereotáctica a través de la cual se consigue la precisión del tratamiento", puntualiza.

Asimismo, apunta que "no requiere anestesia general y es muy bien tolerada por pacientes de cualquier edad, incluidos niños y personas de edad avanzada en los que esté indicada la técnica".

Por otro lado indica que la radiocirugía utiliza "una dosis alta de irradiación, no tóxica para el organismo, dirigida con alta precisión a la lesión que ha sido definida y delimitada por los especialistas". La técnica se realiza por un equipo interdisciplinar formado por neurocirujanos, oncólogos radioterápicos, radiofísicos y técnicos especializados en el manejo de una tecnología de última generación.

"COSTE/EFICIENTE"

Además, incide en que en el tratamiento de las lesiones malignas y benignas que afectan al cerebro la radiocirugía constituye "una técnica coste/eficiente, de tal manera que es muy beneficiosa para el paciente y para el sistema sanitario".

"Según diferentes estudios internacionales en los que se han comparado el coste económico de la cirugía y de la radiocirugía y los beneficios terapéuticos para el paciente el resultado ha sido favorable a la radiocirugía ya que su coste económico en lesiones cerebrales malignas y benignas se reduce a la mitad, si lo comparamos con una intervención quirúrgica", asegura Ramos.

También señala que "se reduce el coste añadido de la estancia hospitalaria, cuidados post-operatorios e incluso precisa menor número de profesionales sanitarios".

"A estas ventajas económicas, lógicamente hay que añadir en los beneficios para el paciente quien no debe pasar por quirófano, evita la anestesia general, no precisa ingreso hospitalario y su recuperación es casi inmediata pudiendo iniciar sus actividades cotidianas en muy poco tiempo", concluye.