¿Puede el sonido afectar el funcionamiento de tus genes?

¿Puede el sonido afectar el funcionamiento de tus genes?
2 de febrero de 2018 GETTY IMAGES/ISTOCKPHOTO / POBYTOV

MADRID, 2 Feb. (EUROPA PRESS) -

¿Puede el sonido afectar el funcionamiento de tus genes? En un nuevo estudio publicado en 'PLOS ONE', científicos de la Escuela de Graduados de Biostudios de la Universidad de Kyoto, en Japón, han demostrado que ciertos genes "mecanosensibles" se suprimen cuando se los somete a un sonido audible. Además, estos efectos varían según el tipo de célula, donde algunos no muestran ninguna sensibilidad.

Las células, las unidades fundamentales de la vida, están equipadas con una variedad de sistemas de reconocimiento ambiental. Además de sustancias como señales químicas, pueden reconocer y responder a la presión, la gravedad, la temperatura y la luz. Por ejemplo, las células en los ojos que leen una frase están equipadas con sistemas que están especializados para procesar la luz.

"Se han realizado muchas investigaciones sobre estas células especializadas, pero nadie ha investigado la respuesta celular al sonido audible", explica Masahiro Kumeta, autor principal del estudio. "El sonido es posiblemente la información ambiental más importante y omnipresente que recibimos. Así que surge la pregunta: ¿las células reconocen el sonido?", plantea este experto.

El equipo realizó sus experimentos al exponer una variedad de tipos de células a diferentes sonidos y realizó análisis de expresión génica a lo largo del tiempo, centrándose en los genes que se sabe que reaccionan a los estímulos físicos. "Uno de esos genes que examinamos ayuda a la formación de los huesos, y se sabe que está regulado positivamente con pulsos de ultrasonido de baja intensidad --continúa Kumeta--. Los otros genes se relacionaron con la curación de heridas y la matriz extracelular".

Se colocaron series de células en una incubadora equipada con un altavoz de rango completo y tras varias horas de exposición a sonidos con frecuencias específicas, se analizaron los niveles de expresión de los genes diana. El equipo descubrió que estos genes mecanosensibles se suprimieron hasta en un 40 por ciento con solo una o dos horas de exposición y que, después de suprimirse los genes, se mantuvieron los efectos durante al menos cuatro horas.

LA RESPUESTA GENÉTICA DEPENDE DE LAS FORMAS DE ONDA Y LOS DECIBELIOS

La respuesta también dependía de las formas de onda y los niveles de decibelios. Al exponer las células a ondas cuadradas o triangulares, la supresión de genes no fue tan significativa en comparación con las ondas sinusoidales en ninguna frecuencia probada. Además, algunos genes no mostraron supresión en decibelios superiores, mientras que otros se redujeron aún más. Kumeta dice que esto indica que la estimulación del sonido induce diferentes respuestas en la célula.

Los resultados también mostraron que estas estimulaciones afectan a las células de manera diferente según el tipo de célula. Las células que eventualmente se convertirían en hueso o músculo esquelético mostraron la mayor supresión, mientras que las células que ya se habían diferenciado casi no tuvieron respuesta.

"Nuestra investigación ha encontrado que la estimulación sonora audible conduce a respuestas genéticas específicas", agrega el líder del equipo Shige H Yoshimura. "Estos datos también muestran que al menos dos mecanismos están involucrados: el control de la transcripción y la degradación del ARN. Ambos son actores clave en el control de la cantidad de proteínas que se producen en la célula", añade.

El equipo está planificando continuar probando sus hipótesis, así como también la búsqueda de otros genes que se hayan visto afectados, como los que podrían haber sido regulados positivamente por la estimulación de audio. "Nuevos estudios que usan diferentes sonidos, células y configuraciones experimentales seguramente descubrirán más de esta nueva relación entre la vida y el sonido", continúa Kumeta.

"Además del nivel celular --adelanta el investigador Yoshimura-- también nos centraremos en los efectos a nivel de tejido y organismo para investigar la importancia biológica de la respuesta al sonido en los sistemas vivos".