29 de junio de 2015

Programas de vacunación frente al VPH logran disminuir los casos de lesiones cervicales

MADRID, 29 Jun. (EUROPA PRESS) -

Los programas de vacunación sistemática y gratuita frente al virus del papiloma humano (VPH) implementados en Australia desde 2007 y 2009 en niñas y mujeres de entre 12 y 26 años, han logrado una disminución significativa de los casos de lesiones cervicales de alto grado entre este colectivo, según los datos de un estudio, por lo que Australia se convierte así en un ejemplo a seguir en Europa, y pone de manifiesto que los programas de vacunación pueden cambiar positivamente el patrón epidemiológico de las graves lesiones provocadas por el VPH.

De hecho, con coberturas de vacunación de entre el 70 y el 83 por ciento en mujeres de 12 y 17 años, y en torno al 32 y el 55 por ciento
en mujeres de 18 y 26 años, los casos de lesiones cervicales de alto grado se han reducido casi a la mitad.

El VPH Se trata de un virus muy frecuente y de fácil transmisión por contacto genital que afecta tanto a hombres como a mujeres. Alrededor de un 75 por ciento de las personas sexualmente activas se infectarán con el VPH en algún momento de su vida, pero los más frecuentes son los tipos 16 y 18, causantes de, aproximadamente, un 74 por ciento de los casos de cáncer de cuello de útero (CCU).

Sin embargo, el CCU no es el único tipo de cáncer que puede provocar el VPH, aunque sí es el más frecuente. Por ello, cabe destacar que existe cada vez más evidencia de la implicación del VPH en otros cánceres del aparato genital masculino y femenino, como son el cáncer de vulva, vagina, pene, ano y otras localizaciones, como el cáncer orofaringeo. También hay evidencia de relación directa de algunos tipos de VPH, con los condilomas o verrugas genitales.

En este sentido, la puesta en marcha de estos programas coincide con la bajada de la edad de inicio de las relaciones sexuales en Australia en los últimos años, lo que si bien por una parte aumenta el riesgo de infección por VPH, por otra parte pone de manifiesto la efectividad de estos programas de vacunación.

Por ello, y en base a esta experiencia, y a los datos del estudio, la implementación de programas universales (chicos y chicas) de vacunación frente al VPH entre las poblaciones preadolescentes y jóvenes puede significar el principio de la erradicación del cáncer de cuello de útero a nivel mundial, así como la disminución drástica de los cánceres de vulva, vagina, ano, pene y orofaringeii.