18 de septiembre de 2019

¿Qué profesiones tienen mayor riesgo de diabetes tipo 2?

¿Qué profesiones tienen mayor riesgo de diabetes tipo 2?
Maid CartGETTY IMAGES / PEDRO CASTELLANO - ARCHIVO

MADRID, 18 Sep. (EUROPA PRESS) -

Los conductores profesionales, los trabajadores de manufacturas y los limpiadores tienen un riesgo tres veces mayor de diabetes tipo 2 (T2D) en comparación con los profesores universitarios y fisioterapeutas, según un nuevo estudio presentado en la Reunión Anual de este año de la Asociación Europea para el Estudio de la Diabetes (EASD), que se celebra en Barcelona, y publicado en 'Diabetologia', la revista de EASD.

Las diferencias aparentemente están relacionadas, dicen los autores, con la prevalencia de factores de riesgo en el estilo de vida. Si las intervenciones en el lugar de trabajo pudieran reducir el peso y aumentar la actividad física entre los empleados en estas ocupaciones, se podrían lograr importantes mejoras de salud.

Si bien los estudios anteriores han demostrado que el riesgo de diabetes aumenta con un nivel socioeconómico más bajo, existe poca investigación sobre la ocupación y el riesgo de T2D. Este estudio, realizado por la doctora Sofía Carlsson, del Instituto de Medicina Ambiental del Instituto Karolinska, en Suecia, y sus colegas, consideró posibles asociaciones entre el riesgo de T2D y las 30 ocupaciones más comunes.

El Registro de Población Total de Suecia se utilizó para identificar a todos los ciudadanos suecos nacidos entre 1937 y 1979. De estos, un total de 4.550.892 personas fueron empleadas remuneradamente, entre 2001 y 2013; esto constituyó la población de estudio. La información sobre ocupación y educación se obtuvo de LISA, la Base de Datos Longitudinal Integrada para el Seguro de Salud y los Estudios del Mercado Laboral, con el empleo categorizado utilizando la Clasificación Sueca de Ocupaciones. Para ser categorizado en una ocupación específica, una persona tenía que tener esa ocupación durante 2 años consecutivos.

El seguimiento, para la incidencia de diabetes a los 35 años o más, fue desde 2006 hasta el 31 de diciembre de 2015, utilizando los registros nacionales de pacientes y medicamentos recetados. Durante el período de seguimiento, se identificaron 201.717 casos nuevos. Los casos prevalentes (número total en un punto establecido) se identificaron utilizando los mismos registros; en 2013 se numeraron en 150.131.

La información histórica sobre la estatura, el peso, el estado físico y el tabaquismo se obtuvo del Registro Militar y los Registros Médicos de Nacimientos, para producir cálculos de IMC para hombres reclutados a los 18 años (57% de la población de estudio femenina) y mujeres en el primer trimestre (edad media 29, 50% de la población de estudio masculina).

Se encontraron diferencias notables entre los grupos ocupacionales. La prevalencia general de diabetes en la población laboral sueca en 2013 fue de 4,2% (5,2% en hombres; 3,2% en mujeres). Sin embargo, la prevalencia varió de 7,8% en trabajadores de fabricación masculina y 8,8% en conductores de vehículos motorizados, a solo 2,5% en hombres científicos de la computación.

En las mujeres, la prevalencia de diabetes fue más alta en los trabajadores de fabricación (6,4%), asistentes de cocina (5,5%) y limpiadores (5,1%) y más baja entre los gerentes especializados (1,2%).

Un análisis separado de los mayores de 55 años reveló que, en los hombres, la prevalencia de diabetes fue del 14,9% en los trabajadores de fabricación, el 14,2% en los conductores de vehículos de motor y el 13,1% en los empleados de oficina. En las mujeres mayores de 55 años, la prevalencia más alta se observó en los trabajadores de fabricación (10,7%), asistentes de cocina (8,7%) y limpiadores (8,3%).

La incidencia de diabetes estandarizada por edad (número de casos nuevos por 1.000 personas por año) fue de 5,19 en general (6,36 en hombres; 4,03 en mujeres); pero nuevamente se notaron diferencias ocupacionales considerables.

Entre los hombres, la incidencia fue más alta entre los trabajadores de manufactura (9,41), los conductores de vehículos motorizados (9,32), los operadores de plantas móviles que incluyen la agricultura (8,31), los cuidadores personales (8,17) y los empleados de tiendas y transporte (7.87), y la más baja entre los docentes universitarios ( 3,44), arquitectos e ingenieros civiles (3,83).

Para las mujeres, la incidencia fue más alta entre las trabajadoras de fabricación (7,2), limpiadoras (6,18), asistentes de cocina (5.65), cocineras, camareras y amas de casa (5,01) y cuidadoras personales (5,00), y más baja entre fisioterapeutas e higienistas dentales (2,20), escritoras y artistas creativas o escénicas (2,27).

Un análisis posterior reveló que en las fábricas los trabajadores varones tenían un riesgo 49% mayor de desarrollar diabetes, y las trabajadoras tenían un riesgo 80% más alto, en comparación con la población laboral sueca total. Por el contrario, se observó una reducción del 46% en la incidencia en los docentes universitarios y varones, y una incidencia reducida del 45% en las fisioterapeutas e higienistas dentales.

Los autores estiman que casi la mitad (45-46%) de los casos de DT2 se eliminarían si la población laboral total tuviera la misma incidencia que los docentes de colegios / universidades, fisioterapeutas e higienistas dentales.

Para las personas registradas como que no tenían ocupación en el período de estudio, por ejemplo, las personas con pensión de invalidez o desempleadas (12,1% de las personas nacidas en 1937-1979), la incidencia de T2D también fue alta; 8,29 casos nuevos por cada 1000 personas por año en general, y más en hombres (8,89) que en mujeres (7,72). En 2013, la prevalencia en este grupo fue del 8,9% en total (9,7% en hombres y 8,2% en mujeres).

Hubo una asociación fuerte y positiva entre la incidencia de T2D y el IMC medio tanto en hombres como en mujeres. Se descubrió que la prevalencia de sobrepeso a los 18 años de reclutamiento era alta en los hombres que posteriormente trabajaron como operadores de plantas móviles (incluidos operadores agrícolas, de grúas y camiones de elevación) (16,8%) conductores de vehículos de motor (16,3%), y trabajadores manufactureros (14.1%), considerando que, en los futuros profesores universitarios, solo el 6,5% tenía sobrepeso a la edad de reclutamiento; con patrones inversos similares para la aptitud física.

En las mujeres, el 29-30% de los limpiadoras, trabajadoras de manufactura y asistentes de cocina tenían sobrepeso durante el primer embarazo (edad promedio 29 años), y 24-30% eran fumadoras. En escritoras, artistas creativas / escénicas, fisioterapeutas e higienistas dentales, las estimaciones correspondientes fueron del 18% para el sobrepeso y del 6% para el tabaquismo.

Los autores apuntan que "la asociación entre la ocupación y la diabetes tipo 2 coincidió con grandes diferencias en la prevalencia de factores de estilo de vida: las personas en ocupaciones de alto riesgo tenían más probabilidades de tener sobrepeso, fumar y tener una condición física más baja que las de ocupaciones de bajo riesgo, y esto es muy probable contribuye a una alta prevalencia e incidencia de diabetes tipo 2".

Contador

Lo más leído