8 de diciembre de 2015

Los productos químicos para dar sabores a los e-cigarrillos, relacionados con enfermedades respiratorias

MADRID, 8 Dic. (EUROPA PRESS) -

El diacetil, un químico saborizante vinculado a casos de enfermedad respiratoria grave, se encuentra en más del 75 por ciento de los cigarrillos electrónicos con sabor y líquidos de relleno estudiados por investigadores de la Escuela TH Chan de Salud Pública de la Universidad de Harvard, en Estados Unidos.

Otros dos compuestos relacionados potencialmente dañinos están también en muchos de los sabores analizados, que incluían variedades con potencial atractivo para los jóvenes, como algodón de azúcar o magdalenas.

La Administración de la Salud y Seguridad Laboral estadounidense y la industria saborizante han advertido a los trabajadores sobre el diacetil debido a la relación entre la inhalación de esta sustancia química y la enfermedad respiratoria debilitante debilitantes bronquiolitis obliterante, coloquialmente denominada "pulmón de palomitas" porque se detectó por primera vez en los trabajadores que inhalaron sabor artificial de mantequilla en las instalaciones que procesan palomitas de maíz para microondas.

"El reconocimiento de los peligros asociados con la inhalación de productos químicos aromatizantes comenzó con el pulmón de palomitas de maíz hace más de una década. Sin embargo, diacetilo y otros productos químicos aromatizantes relacionados se utilizan en muchos otros sabores más allá de las palomitas de maíz con sabor a mantequilla, incluyendo sabores de frutas, sabores de alcohol y, como vimos en nuestro estudio, los cigarrillos electrónicos con sabor a frutas", dice el autor principal Joseph Allen, profesor asistente de Ciencias de Evaluación de la Exposición.

Actualmente, hay más de 7.000 variedades de cigarrillos electrónicos con sabor y el líquido de estos productos (líquido que contiene nicotina que se utiliza en dispositivos recargables) en el mercado. Aunque la popularidad y el uso de cigarrillos electrónicos sigue aumentando, faltan datos sobre sus efectos potenciales para la salud.

Los e-cigarrillos no están regulados en la actualidad, pero la agencia norteamericana del medicamento (FDA, por sus siglas en inglés) ha emitido una propuesta de norma para incluir los cigarrillos electrónicos bajo la reglamentación que regula el tabaco y productos que contienen nicotina.

Allen y sus colegas evaluaron 51 tipos de cigarrillos electrónicos y líquidos con sabor vendidos por las principales marcas por la presencia de diacetilo, acetoína y 2,3-pentanodiona, dos compuestos aromatizantes relacionados señalados como de "alta prioridad", es decir, que pueden suponer un peligro respiratorio en el lugar de trabajo, por la Asociación de Fabricantes de Sabores y Extractos.

Al menos uno de los tres productos químicos se detectó en 47 de los 51 sabores estudiados. El trabajo, que se publica en la edición digital de este miércoles de 'Environmental Health Perspectives', encontró que el diacetilo estaba por encima del límite de detección de laboratorio en 39 de los sabores estudiados. Acetoína y 2,3-pentanodiona se hallaron en 46 y 23 y de los sabores, respectivamente.

"Dado que la mayoría de las preocupaciones de la salud acerca de los cigarrillos electrónicos se han centrado en la nicotina, todavía hay mucho que no sabemos acerca de los cigarrillos electrónicos. Además de contener diversos niveles de la sustancia adictiva nicotina, también poseen otros productos químicos que causan cáncer, como formaldehído, y como muestra nuestro estudio, productos químicos aromatizantes que pueden causar daño a los pulmones", concluye el coautor del estudio David Christiani, profesor de Genética Ambiental.