2 de junio de 2006

El problema sexual más frecuente en la mujer es la pérdida de deseo sexual por su pareja, según los expertos

MADRID, 2 Jun. (EUROPA PRESS) -

El problema sexual más frecuente en la mujer es la falta de deseo y, en la mayoría de los casos, esto se debe a problemas en la relación con la pareja, aseguró hoy el director del Instituto Andaluz de Sexología y Psicología, el doctor Francisco Cabello, presidente también del Comité Científico del IX Congreso Español de Sexología que se está celebrando esta semana en Madrid.

A diferencia de la creencia más generalizada, el estrés no es la primera causa implicada en la pérdida de deseo. La principal causa de que miles de parejas sufran este problema, aunque la mayor parte de ellas mantengan una buena relación, "es la falta de atractivo sexual que le despierta su pareja", puntualizó Cabello.

Según los estudios, del 24 al 43% de las mujeres padecen falta de deseo sexual. "Es una cifra muy elevada, pero se trata de un trastorno que se puede tratar de forma eficaz, ya sea con fármacos o con terapias de apoyo sexual", señaló el sexólogo. Asimismo, el 20% de los hombres y el 53% de las mujeres manifiestan estar descontentos con su sexualidad.

El consejo de la directora del Instituto Kaplan de Psicología y Sexología y presidenta del Congreso, Miren Larrazábal, es fomentar la adopción de ciertas técnicas de seducción básicas dentro de la pareja. "Es muy importante mejorar las habilidades de seducción y comunicación en el marco de la terapia de pareja", aseveró la experta.

"Hemos abandonado el interés por la intimidad, la sensualidad, la seducción, el juego amoroso, la comunicación sexual...Tal vez la satisfacción sexual esté más en enriquecer más estos temas en pareja que en el número de orgasmos alcanzados y la duración de una erección: éste debe ser el reto en la salud sexual de los españoles", continuó Larrazábal.

Por otra parte, otro de los principales motivos por el que la vida sexual de las parejas no es satisfactoria son las disfunciones sexuales. Se estima que un 41% de los hombres padecen algún grado de disfunción eréctil, mientras que un 35% de las mujeres sufre sequedad vaginal. No obstante, "aunque la cifra se ha duplicado en la última década, sólo una de cada tres personas busca ayuda profesional para tratar sus problemas sexuales", afirmó la psicóloga.