Los probióticos pueden tratar el deterioro cognitivo leve

Los probióticos pueden tratar el deterioro cognitivo leve
15 de junio de 2018 GETTY - ARCHIVO

MADRID, 15 Jun. (EUROPA PRESS) -

Los probióticos, microorganismos vivos que, administrados en cantidades adecuadas, redundan en beneficio a la salud, pueden ser una manera de abordar la neuroinflamación ocasionada por el deterioro cognitivo leve, tal y como ha explicado el jefe del servicio de Geriatría del Hospital Clínico San Carlos, el doctor Pedro Gil durante el 60º Congreso de la Sociedad Española de Geriatría y Gerontología (SEGG).

"En el deterioro cognitivo leve hay dos componentes importantes que influyen en la presentación de la enfermedad, un componente inflamatorio y un componente oxidativo, lo que origina neuroinflamación", ha apuntado el experto.

La neuroinflamación, por su parte, se produce por la alteración de dos barreras: la intestinal y la hematoencefálica. "En la barrera intestinal, por el crecimiento de algunos de los gérmenes, hay ciertas bacterias que en pacientes con deterioro cognitivo leve tienen mayor representación y eso haría que se produjera una respuesta inflamatoria", ha manifestdo el doctor Gil.

Con la edad se ha observado una tendencia a la pérdida de diversidad bacteriana en la microbiota intestinal, que se caracteriza por el predominio de algunas bacterias intestinales que pueden intervenir en un incremento de la fragilidad y la inmunosenescencia y una reducción de capacidades cognitivas.

Por lo tanto, la composición de las poblaciones microbianas puede utilizarse como un marcador de riesgo de fragilidad incluso ansiedad y facultades cognitivas en los ancianos. La dieta, sobre todo la fibra, y unos hábitos de vida saludables pueden mantener la composición adecuada de la microbiota.

No obstante, aunque los probióticos abran nuevas opciones terapéuticas en la prevención de la demencia hay que tener en cuenta "que no todos los probióticos son válidos para el tratamiento del mismo, sino aquellos con unas cepas especiales", ha matizado el doctor Gil.

Actualmente, el tratamiento con probióticos en deterioro cognitivo existe y también con otros cuadros como son la depresión o los trastornos del ánimo, muy ligados a esta afección.