La principal consecuencia de la enuresis es el problema de autoestima que genera

La principal consecuencia de la enuresis es el problema de autoestima que genera
7 de noviembre de 2018 CEDIDA

MADRID, 7 Nov. (EUROPA PRESS) -

La principal consecuencia de la enuresis, la eliminación nocturna e involuntaria de orina de un niño en edad de controlar la micción, es el problema de autoestima y vergüenza que genera en el menor que la padece, según ha destacado el nefrólogo pediátrico del Hospital Nuestra Señora de la Candelaria (Santa Cruz de Tenerife), el doctor Víctor Manuel García Nieto, durante el XXXII Congreso Nacional de la Sociedad Española de Pediatría Extrahospitalaria.

Una condición constante en el niño con enuresis, "un problema de causa multifactorial", según ha precisado el doctor García, es el trastorno de despertar. Son "niños que duermen muy profundamente y tienen un exceso de volumen de orina por la noche", ha explicado el experto.

Según los expertos, la enuresis está infradiagnosticada porque hay padres que aún consideran el problema como algo normal al haberlo padecido en su niñez. La enuresis tiene un importante componente genético. La probabilidad de padecerla aumenta si uno de los progenitores la sufrió de pequeño y se multiplica cuando fueron los dos.

Si un niño tiene enuresis, lo primero que debe hacerse es acudir al pediatra para que diagnostique el problema y recomiende una serie de medidas conductuales. Para ello, es importante contar con la colaboración del niño y se le pedirá que refleje sus escapes de orina en un calendario miccional. De ser necesario, se le derivará al especialista.

En caso de que no se resuelva el problema, se optará por un tratamiento farmacológico. El doctor García Nieto ha destacado la desmopresina, "el único fármaco que no sólo actúa reduciendo el volumen de orina, sino que actúa en el trastorno del despertar, por eso es tan eficaz".

El tratamiento de la enuresis a lo largo de la historia está plagado de "auténticas barbaridades", según la retrospectiva que el nefrólogo ha realizado durante el simposio. "Cosas absolutamente increíbles, como poner un tapón en el meato de los varones, suspenderlos boca abajo del techo, aplicar corrientes eléctricas o emplastos", ha informado.

Contador