30 de abril de 2016

Cómo prevenir las lesiones en el tenis

Cómo prevenir las lesiones en el tenis
PIXABAY

MADRID, 30 Abr. (EDIZIONES) -

El tenis es un deporte practicado por un gran número de personas a nivel aficionado, personas que buscan una actividad que les divierta, que les sirva como relación social que además les permita mantener un estado de salud adecuado.

Aprovechando que acaba de comenzar la XV edición del Mutua Madrid Open, recogemos los consejos elaborados por la Real Federación Española de Tenis y la Fundación MAPFRE, que recuerda que la práctica deportiva exige cuidar una serie de requisitos preventivos, como son los cuidados derivados de unas buenas normas de alimentación e higiénicas imprescindibles para que el resultado sea el esperado y no derive en lesiones, algunas fácilmente evitables.

El documento está enfocado al tenista aficionado, que no está asesorado por un preparador físico, ni está bajo el control permanente de un médico especialista en medicina deportiva.

"Muchos de los accidentes graves que ocurren en el tenis podrían evitarse siguiendo estas normas. Entre todos hemos de lograr que cada vez más la población se adhiera al deporte de forma segura, y para ello, no hay nada mejor que fijarnos en nuestros hábitos fundamentales: control médico midiendo nuestra respuesta fisiológica ante el esfuerzo, la alimentación e hidratación, el control del entrenamiento, el control de la preparación física, el control de la competición y el material que utilizamos", señalan.

- Prevención en el hombro.

La prevención de las lesiones en el hombro es muy específica, fundamental y tendría que estar aceptada como una rutina obligatoria por cumplir. El aumento de las patologías neurológicas hace trabajar la zona afectada por debajo de los 90 grados. Es básico trabajar en prevención los rotadores externos, internos, fijadores de la escapula, y el serrato.

- Prevención en el codo.

Pasa por la realización de ejercicios para mantener la flexibilidad y la elasticidad de los grupos musculares flexores y extensores que se insertan en el codo. También es fundamental mantener un buen trofismo muscular de esos grupos.

- Prevención muñeca.

Debe hacerse siempre ejercicios de calentamiento de las muñecas. Son muy importante los ejercicios de potenciación de todos los grupos musculares que vienen o salen de la muñeca, como rutinas de calentamiento antes de la práctica.

- Prevención en la espalda.

La Prevención en esta zona ha adquirido una importancia vital, realizándola de una manera global desde las cervicales hasta la columna lumbar. Hay que el trabar la estabilización e incluso el pilates específico.

- Prevención en la rodilla

Es necesario establecer rutinas de trabajo muscular en cuádriceps y los isquiotibiales, así como fundamental realizar un trabajo de propiocepción adecuada.

- Prevención en el tobillo.

Es indispensable un calzado específico, la prevención de lesiones de tobillo se basa principalmente en un trabajo fundamental de estabilización y de propiocepción.

- Prevención en el pie.

Respecto al pie, conviene un estudio biomecánico del pie, con la posibilidad de utilizar plantillas adecuadas en calzado es un buen seguro para frenar problemas posteriores.

Los detalles como utilizar unos calcetines adecuados para evitar ampollas, las zapatillas de baño para la ducha, y un buen cuidado de las uñas, son asimismo indispensables en este terreno Prevención en las Les.

- Prevención en las lesiones musculares.

Siempre hay que tener una buena hidratación, alimentación, estiramientos diarios y del calentamiento adecuado para prevenir este tipo de lesiones. Siempre siguiendo el lema 'Hay que ponerse en forma para jugar al tenis no pretenden coger la forma jugando al tenis'.

FACTORES PREVENTIVOS

El documento recuerda que el control médico es el paso fundamental y obligatorio para una buena prevención en todo tipo de edades y fases de un deportista. Sería recomendable que cualquier jugador llevara un seguimiento médico en todas las etapas que le garantice su bienestar físico y la prevención de lesiones. Pero, para quienes se acercan por primera vez al tenis en su madurez, el control médico profundo y orientado a cualquier patología debería ser obligatorio.

Hay que mantener la correcta alimentación obtiene un papel clave en la búsqueda de unos hábitos saludables en la práctica deportiva. "Para llegar al máximo rendimiento deportivo debemos cuidar todos los factores que influyen en él, y la alimentación es uno de los factores determinantes en la promoción de la salud", advierte el documento.

El equipo con el que se trabaja también puede ser fuentes de lesiones. Elegir una raqueta adecuada, usar un buen calzado, vestir con materiales adecuados y encordar a tensiones convenientes, son factores clave para una buena prevención.

EL DECÁLOGO DE LA PREVENCIÓN

1.- Comer bien, en calidad y en cantidad, previene la aparición de lesiones y fatiga muscular en la práctica deportiva.

2.- Beber, antes, durante y después de la práctica deportiva, previene la aparición de agujetas, lesiones musculares y cuadro de fatiga precoz.

3.- El ejercicio físico realizado en correctas condiciones previene la adicción a sustancias tóxicas.

4.- Estar en buenas condiciones físicas de base facilitará nuestro trabajo físico.

5.- Utilizar el material adecuado para cada edad y características es siempre un valor añadido necesario.

6.- El control y seguimiento por un especialista es lo deseable para garantizar el trabajo bien hecho.

7.- El ejercicio físico previene de múltiples enfermedades como la obesidad, la hipertensión, la hipercolesterolemia, etc.

8.- La salud, según recomendaciones de la OMS, es obtener un estado de bienestar físico, mental y social. El ejercicio nos ayuda en este equilibrio.

9.- El tenis es una práctica deportiva que colabora con el proceso de socialización sana de la población.

10.- El tenis nos ofrece valores como el esfuerzo, la disciplina, y la competitividad, cualidad importante en emprendedores.