16 de enero de 2006

El precio del tabaco aumentó en 6,3% en 2005, un punto menos que el año anterior

MADRID, 16 Ene. (EUROPA PRESS) -

El precio de los productos del tabaco creció una media del 6,3% en 2005, un punto menos que la subida experimentada en el año anterior, según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) recogidos por Europa Press.

Pese a esta desaceleración, la subida del tabaco en 2005 es la segunda más alta experimentada en los últimos ocho años, aunque, en contra de lo que dicen algunos expertos, el encarecimiento no ha repercutido excesivamente en el consumo.

De hecho, el precio del tabaco se incrementó un 7,3% en 2004, y en ese mismo año el consumo de cigarrillos creció un 1%. En 2005, los precios subieron un 6,3% y, a falta de los datos de ventas del mes de diciembre, aún no publicados por el Comisionado para el Mercado de Tabacos, el consumo aumentó un 0,5% en los once primeros meses respecto al mismo periodo del ejercicio precedente.

No obstante, según señalaron a Europa Press fuentes del sector, la recuperación del consumo del tabaco guarda relación con el lanzamiento por parte de la industria tabaquera de marcas de cigarrillos a bajo coste, algunas de ellas incluso a mitad de precio que las habituales, para contrarrestar los efectos de la Ley de Medidas Sanitarias frente al Tabaquismo, en vigor desde el pasado 1 de enero que, entre otras cosas, prohíbe fumar en los centros de trabajo.

Por ello, los ministerios de Economía y Hacienda y de Sanidad y Consumo están estudiando la posibilidad de subir los impuestos sobre el tabaco, como medida paralela a la Ley, para desincentivar su consumo y que, como dice la ministra Elena Salgado, "España se convierta en el estanco de Europa".

MARCAS DE BAJO COSTE.

Esta medida es considerada imprescindible por algunos sectores, como el Comité Nacional para la Prevención del Tabaquismo (CNPT), cuyo presidente, Rodrigo Córdoba, instó al Gobierno a fijar un precio mínimo de las marcas de bajo coste no inferior a 2 euros.

En los últimos meses, coincidiendo con la tramitación parlamentaria de la Ley Antitabaco, ha proliferado en España la venta de cigarrillos de bajo coste, con precios en torno a 1 euro por cajetilla (menos de la mitad que los de las marcas habituales), que han llegado a acaparar entre el 10% y el 15% del mercado español.

El doctor Córdoba señaló, en declaraciones a Europa Press, que la ley permite modificar la fiscalidad del tabaco de manera que haya un impuesto mínimo que, indirectamente, promueva que haya un precio mínimo. A su juicio, si no se actúa contra el tabaco de bajo coste, la aplicación de la ley perdería eficacia, sobre todo en lo que hace referencia a los jóvenes, ya que el objetivo principal de las campañas de las tabaqueras es que los menores de edad se incorporen al consumo de tabaco.

Por ello, el doctor Rodrigo Córdoba insistió en la necesidad de que se suba el precio del tabaco en España. "Para que se equiparara a la media europea, debería costar de media unos 3 euros y las marcas más baratas no deberían costar menos de 2 euros", añadió.