30 de noviembre de 2020

¿Podemos contagiar a nuestras mascotas del sars-cov-2 o viceversa?

¿Podemos contagiar a nuestras mascotas del sars-cov-2 o viceversa?
Mujer y su perro, mascota. - EVA BLANCO/GETTY - ARCHIVO

MADRID, 30 Nov. (EDIZIONES) -

¿Puedo transmitir la COVID-19 a mis mascotas?¿Estos nos la pueden transmitir? Es una de las dudas que está surgiendo entre muchos durante esta pandemia, ¿qué hago si me contagio?¿Debo apartarme de mi animal de compañía?

Desde la Organización Mundial de la Salud (OMS) recuerdan que la COVID-19 se propaga por transmisión entre seres humanos. "Conocemos bastantes datos sobre otros virus de la familia de los coronavirus, y la mayoría de estos tipos de virus tienen su origen en animales. El SARS-CoV-2 es un nuevo virus en los humanos. La posible fuente animal de la COVID-19 aún no ha sido confirmada, pero se está investigando", mantiene.

Sobre si un animal doméstico u otro animal puede contagiar a un ser humano de la COVID-19, la organización internacional mantiene que varios perros y felinos (gatos domésticos y tigres) han dado positivo en las pruebas de detección de la COVID-19 después de haber estado en contacto con humanos infectados.

Además, señala que parece ser que los hurones son susceptibles a la infección. "En condiciones experimentales, tanto los gatos como los hurones pueden transmitir la infección a otros animales de la misma especie", afirma la OMS.

También dice que se ha detectado el virus en visones criados en granjas, que probablemente habían sido infectados por trabajadores. "En algunos casos, los visones infectados por seres humanos han transmitido el virus a otras personas. Son los primeros casos notificados de transmisión del animal al ser humano", asegura la entidad.

Por ello, insta a las personas enfermas de COVID-19 y a las personas de riesgo que limiten el contacto con animales de compañía y otros animales. "En el manejo y cuidado de los animales, siempre se deben tomar medidas básicas de higiene, a saber: lavarse las manos después de manipular animales, su comida o sus artículos, así como evitar besarlos, dejar que nos laman o compartir comida", apostilla.

En una entrevista con Infosalus, el director del grupo de Neurovirología de la UAM, el doctor José Antonio López Guerrero, indica que sí se ha documentado el paso de SARS-CoV-2 de humanos a mascotas, sobre todo a felinos, que tienen un receptor funcional y 'puerta de entrada' del virus en las células, la enzima convertidora de angiotensina 2 (ACE2), bastante parecida a la nuestra. "Se ha visto en gatos, e incluso en tigresas, se han notificado varias infectadas", asegura el experto.

Se ha documentado también el caso de algún perro pero con menos eficiencia que en el caso de los felinos, según constata el virólogo. Eso sí, dice que se hablaba de perros callejeros en China que podrían estar infectados por la COVID-19. "Incluso se propuso que pudo ser el animal intermediario entre el murciélago y el ser humano, pero no han pasado de ser hipótesis que salieron publicadas ni prosperaron más allá de un artículo de opinión", aclara.

CUÁLES SON LOS ANIMALES MÁS SUSCEPTIBLES

Mientras, la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE por sus siglas en inglés) añade aquí que en condiciones de terreno, los gatos han manifestado signos clínicos de enfermedad, incluyendo signos respiratorios y gastrointestinales, y son de las especies animales investigadas hasta ahora, la "más susceptible" al SARS-CoV-2. A su vez, indica que esta infección en visones de criadero se ha caracterizado por enfermedad respiratoria y un aumento de la tasa de mortalidad.

"Pese a que varias especies animales se han infectado por SARS-CoV-2, estas infecciones no impulsan la pandemia de COVID-19; la propagación actual es el resultado de una transmisión de humano a humano", insiste la institución.

Además, mantiene que en condiciones experimentales de laboratorio, los gatos han sido capaces de transmitir la infección a otros gatos; mientras que los hurones fueron susceptibles a la infección y transmitieron la infección a otros hurones, aunque parecen estar menos afectados por la enfermedad clínica.

Con ello, el doctor López Guerrero recuerda que los visones representan una especie que es muy empleada para estudiar los virus respiratorios, ya que son igual de sensibles a ellos que los humanos. "Se ha estudiado el virus de la gripe y ahora el SARSCoV2 y aquí sí se ha visto que en visones ha podido mutar y pasar a humanos. De hecho, en Dinamarca se han dado cerca de 200 infecciones en humanos desde visones, lo que ha llevado al gobierno danés a eliminar la productividad de visones para evitar que una nueva cepa arraigue en los seres humanos", remarca el virólogo.

Aquí aboga por el control del tráfico ilegal de animales, que es muy frecuente en el sureste asiático, dado que luego estos acaban en mercados de forma irregular y sin control, y son focos de zoonosis que, si no se remedian, López Guerrero cree que "será cuestión de tiempo el tener más pandemias iguales o peores a la que estamos padeciendo".

Se ha documentado que al menos una gata ha fallecido de infección de SARS-CoV-2, pero ésta ya tenía otros problemas de comorbilidad. "No ha sido, por tanto, una muerte específica por la COVID-19 como tal", puntualiza. Por eso, el experto insiste en la idea de que si alguna persona está infectada del nuevo coronavirus lo que debería hacer es aislarse de sus mascotas como protección.

El catedrático de Microbiología de la Universidad de Navarra Ignacio López-Goñi subraya por su parte a Infosalus que los coronavirus son principalmente virus procedentes de animales y pueden aislarse no sólo de murciélagos, sino también de vacas, roedores, o de animales silvestres entre otros, y además se trata de virus con "una enorme capacidad de saltar de unas especies a otras".

Aquí recuerda, por ejemplo, que algunos coronavirus humanos que producen catarros pueden proceder de coronavirus bovinos, o de otros de roedores. "Hay un flujo de coronavirus en el mundo animal donde estamos nosotros, y probablemente nosotros también podamos infectar los nuestros a especies animales. Lo que pasa hay especies donde no produce efecto y en otras sí. También se ha verificado que los hurones son más susceptibles a las infecciones de coronavirus porque sus receptores son más parecidos a los de los humanos, y por ello pueden ser más susceptibles al SARS-CoV-2", agrega.

Por eso, según concluye, es preocupante el que los coronavirus puedan tener un reservorio en los animales donde seguir su evolución y dar lugar a mutaciones que puedan darnos problemas a los seres humanos. "De ahí la importancia de seguir investigando y controlando el mundo animal, y de sacrificar animales infectados porque es la manera de controlarlo en veterinaria", sentencia.