7 de noviembre de 2019

¿Se pierde sensibilidad en el pene tras una circuncisión?

¿Se pierde sensibilidad en el pene tras una circuncisión?
Man with banana with its tip removedGETTY IMAGES/ISTOCKPHOTO / NITO100 - ARCHIVO

MADRID, 7 Nov. (EDIZIONES) -

La circuncisión es una técnica quirúrgica menor en la que se realiza la resección de la piel prepucial que deja liberados el glande y el meato uretral. Aunque no es necesaria siempre, sí que se realiza en caso de que el hombre presente fimosis, una patología en la que la piel prepucial es demasiado estrecha y poco elástica que genera problemas en las erecciones, que pueden llegar a ser dolorosas, y en la higiene local.

Una de las dudas más frecuentes alrededor de este procedimiento es si, tras la cirugía, la sensibilidad del pene se ve afectada. A este respecto, el coordinador del Grupo de Andrología de la Asociación Española de Urología (AEU), el doctor Javier Romero, explica en una entrevista con Infosalus que "la sensibilidad del pene depende en mayor medida de las terminaciones nerviosas del glande, el cual en esta cirugía no se manipula ni se altera".

No obstante, la pérdida de sensibilidad en el pene tras la circuncisión sí está descrito. "Efectivamente está descrito que se puede producir una pérdida de sensibilidad que algunos pacientes viven de una forma extremadamente desagradable", puntualiza el experto, que hace hincapié en que se ha registrado "en muy raras ocasiones". "Se considera algo muy excepcional", zanja el doctor Romero.

Lo que sí ocurre es que la cirugía se realiza con anestesia local, es decir, "se duerme el pene para que el paciente no sufra dolor ni durante la intervención ni durante el postoperatorio inmediato", continúa el doctor Romero. Sin embargo, "una vez desaparece el efecto del fármaco anestésico, el paciente vuelve a presentar la misma sensibilidad en el pene que antes de la cirugía", insiste el miembro de AEU.

PELIGROS DE NECESITAR LA CIRUGÍA Y NO OPERARSE

Por lo tanto, el miedo a perder sensibilidad en el pene "no debería ser un motivo por el que un hombre que tiene indicación de una circuncisión deba rechazarla", avisa el doctor Romero. "Cuando un paciente, tanto infantil como adulto, presenta fimosis y no se opera, tiene más facilidad para desarrollar infecciones locales como la balanitis y la postitis, infecciones cutáneas a nivel de glande y prepucio, respectivamente" alerta el miembro de AEU.

Los problemas no se quedan ahí. También pueden desarrollarse "infecciones urinarias que puedan derivar en sepsis con este origen, en particular en pacientes de avanzada edad con múltiples patologías y fimosis muy severas que denominamos craurosis prepucial", agrega el doctor Romero.

La circuncisión, además, es un procedimiento que, de tener complicaciones, "suelen ser de carácter muy leve y de fácil tratamiento", según el doctor Romero. Las complicaciones a corto plazo más frecuentes son, según el experto, el sangrado de algún punto de sutura, la infección de la herida quirúrgica o que se suele algún punto. "A largo plazo, en casos excepcionales, puede producirse una recidiva de la fimosis debido a una cicatrización excesiva de la herida, precisando una nueva circuncisión", añade el miembro de AEU.

Pero "la circuncisión es un procedimiento sencillo, de rápida recuperación, muy seguro y con excelentes resultados que, cuando está indicado, es necesario realizar, tanto en pacientes jóvenes como adultos", persevera el experto.

Contador

Lo más leído