22 de mayo de 2015

La 'Piedra Rosetta' del cáncer de próstata

La 'Piedra Rosetta' del cáncer de próstata
GETTY//DECADE3D

MADRID, 22 May. (EUROPA PRESS) -

   Cada año se diagnostican unos 28.000 nuevos casos de cáncer de próstata al año, y se estima que fallecen unos 5.600 hombres. Este tumor aparece a partir de los 55 años, y en la mayoría de los casos no da síntomas, por eso es fundamental insistir en el diagnóstico precoz; se origina por alteraciones moleculares en la glándula de la próstata y con el tiempo se van potenciando y generando nuevas alteraciones moleculares, al final esa célula adquiere la manera de proliferar y expandirse de manera autónoma.

   Científicos de Reino Unido y Estados Unidos han creado un mapa completo de las mutaciones genéticas dentro de los cánceres de próstata letales que se han diseminado por todo el cuerpo que es como la 'Piedra Rosetta' de la enfermedad.

    El estudio revela que casi el 90 por ciento de los hombres con cáncer de próstata avanzado llevan mutaciones genéticas en los tumores que podrían ser objeto de cualquiera de los medicamentos contra el cáncer existentes o nuevos.

   Los investigadores dicen que los médicos ahora podrían comenzar las pruebas de estas mutaciones 'clínicamente viables' y dar a los pacientes con cáncer de próstata avanzado medicamentos existentes o combinaciones de fármacos dirigidos a estas alteraciones genómicas específicas en sus cánceres. El estudio fue dirigido en Reino Unido por científicos del Instituto de Investigación del Cáncerde Londres, en colaboración con investigadores de ocho centros académicos de ensayos clínicos de todo el mundo.

   Médicos en 'The Royal Marsden NHS Foundation Trust' y hospitales de Estados Unidos lograron reunir un gran número de muestras de cánceres metastásicos, cánceres que se habían propagado desde el tumor original a otras partes del cuerpo. Normalmente, estas muestras son de difícil acceso y éste es el primer estudio en el mundo para llevar a cabo un análisis en profundidad de los cánceres de próstata metastásico que son resistentes a los tratamientos habituales, según sus autores.

   Los científicos, cuyo trabajo se publica este jueves en la revista científica 'Cell' y fue financiado por Unidos contra el Cáncer y la Fundación de Cáncer de Próstata, analizaron los códigos genéticos de los tumores metastásicos de hueso, tejidos blandos, ganglios linfáticos e hígado de 150 pacientes con cáncer de próstata avanzado.

   Casi dos tercios de los hombres en el estudio tenían mutaciones en una molécula que interactúa con la hormona masculina andrógeno a la que se dirigen los tratamientos estándar actuales, abriendo potencialmente nuevas vías para la terapia hormonal.

   Mutaciones en los genes BRCA1 y BRCA2 --más famosos por su papel en el cáncer de mama-- se encontraron en casi el 20 por ciento de los pacientes. Un trabajo reciente en el Instituto de Investigación del Cáncer (ICR) y el Royal Marsden Hospital, en Londres, demostró que estos pacientes pueden ser tratados eficazmente con medicamentos llamados inhibidores de PARP.

   Los investigadores también descubrieron mutaciones nuevas, nunca antes detectadas en el cáncer de próstata, pero que ocurren en otros tipos de cáncer. Entre ellas, están mutaciones en las familias de genes PI3K y RAF que también puede ser el blanco de los medicamentos existentes, actualmente en ensayos o aprobados para su uso en la clínica.

   Los científicos tomaron muestras de sangre para analizar los genomas de los pacientes y vieron que el 8 por ciento nacieron con errores de ADN que les predisponen al cáncer de próstata. A su juicio, este hallazgo podría fortalecer la detección genética para personas con antecedentes familiares de la enfermedad.

   Estudios genéticos previos sobre los cánceres de próstata habían analizado principalmente tejido de los tumores primarios, que tienden a llevar a un menor número de mutaciones que los sitios metastásicos. Y las investigaciones de los sitios metastásicos habían sido pequeños y sobre todo tomando tejido durante las autopsias, mientras que en este trabajo los médicos tomaron biopsias con agujas de pacientes durante el curso de su tratamiento.

UN MAPA GENÉTICO COMPLETO

   "Por primera vez, hemos producido un mapa genético completo de las mutaciones en los cánceres de próstata que se han extendido alrededor del cuerpo. Este mapa guiará nuestros tratamientos y ensayos futuro para este grupo de diferentes enfermedades letales. Estamos describiendo este estudio como la 'Piedra de Rosetta' del cáncer de próstata debido a la capacidad que nos da para descifrar la complejidad de la enfermedad y traducir los resultados en planes de tratamiento personalizados para los pacientes", afirma el profesor de Medicina Experimental del Cáncer en el Instituto de Investigación del Cáncer de Londres y miembro del 'Royal Marsden NHS Foundation Trust' Johann de Bono.

   El profesor Paul Workman, presidente ejecutivo y presidente del Instituto de Investigación del Cáncer de Londres, añade: "El cáncer se convierte en letal en la etapa en que se propaga alrededor del cuerpo y deja de responder al tratamiento, pero hasta ahora ha sido muy difícil de averiguar exactamente qué está pasando genéticamente en ese punto crítico".

"Este importante estudio destapa el cuadro negro del cáncer metastásico y revela una gran cantidad de información genética que creo que va a cambiar la forma en que pensamos y tratamos la enfermedad avanzada. El estudio encontró que casi el 90 por ciento de los tumores metastásicos tenían mutaciones viables, lo que significa que estos hallazgos podrían marcar una diferencia real para un gran número de pacientes".

Para leer más