Las personas prestan atención a los objetos según su tamaño real y no según cómo lo ven sus ojos

Las personas prestan atención a los objetos según su tamaño real y no según cómo lo ven sus ojos
8 de enero de 2019 THE GEORGE WASHINGTON UNIVERSITY

MADRID, 8 Ene. (EUROPA PRESS) -

Las personas prestan atención a los objetos según su tamaño real y no según cómo lo ven sus ojos, según ha evidenciado un estudio llevado a cabo por expertos de la Universidad George Washington (Estados Unidos) y que ha sido publicado en la revista 'Nature Human Behavior'.

"Dado que una persona solo puede prestar atención a una cantidad limitada de información a la vez, nuestro cerebro usa el tamaño de los objetos para determinar cuánta atención se debe asignar a ese objeto", han explicado los investigadores.

Sin embargo, prosiguen, la forma en la que los ojos perciben un objeto puede ser diferente a su tamaño real, como cuando un automóvil parece grande cuando está cerca y pequeño cuando está lejos. Por tanto, el trabajo ha demostrado por primera vez que el cerebro ajusta la atención en función del conocimiento del tamaño de un objeto, no de cómo lo ven los ojos.

Los hallazgos podrían tener un impacto significativo en muchas tareas diarias, desde un radiólogo que busca tumores de diversos tamaños, hasta un agente de seguridad del aeropuerto encargado de buscar amenazas ocultas en el equipaje.

Para determinar si el cerebro humano asigna atención de manera diferente según el tamaño de un objeto, los expertos mostraron a los participantes varias imágenes de objetos cotidianos, grandes y pequeños, como una mesa de dominó o billar, en un tamaño fijo idéntico. El equipo midió el tiempo que tardaron los participantes en identificar los objetivos de las imágenes.

De esta forma, los expertos observaron que las respuestas fueron más rápidas con los objetos más pequeños conocidos del mundo real en comparación con los más grandes, a pesar de que el espacio ocupado por ambos objetos en el ojo era el mismo.

Los investigadores también mostraron a los participantes imágenes de objetos cotidianos en una pantalla y les pidieron que calificaran el tamaño de cada objeto en una escala del uno al seis, una muy pequeña y seis muy grande. Los hallazgos mostraron una correlación directa entre la forma en la que los participantes calificaron el tamaño de cada objeto y el tiempo que tardaron en responder a los estímulos objetivo dentro de la imagen.

Contador

Lo más leído