30 de enero de 2017

Las personas no son violentas por naturaleza

Las personas no son violentas por naturaleza
COLPRENSA

MADRID, 30 Ene. (EUROPA PRESS) -

El psicólogo clínico del Hospital Vithas Nuestra Señora de América de Madrid, Pedro Adrados, ha asegurado que las personas no son violentas por naturaleza y que la violencia está influenciada por contextos socioculturales y económicos.

Y es que, según el último informe de la Organización Mundial de la Salud (OMS), una cuarta parte de toda la población adulta ha sufrido maltrato físico en su infancia y, si se extrapola el dato al último mes, el porcentaje se sitúa en un 6 por ciento.

"La agresividad es una característica de todas las especies animales por la que el individuo o el grupo atacan y se defienden para proteger su vida, su bienestar o su perpetuación. La violencia, en cambio, implica la conciencia de dañar al otro, es selectiva, recurrente, se incrementa con el tiempo y es un acto de poder y sometimiento", ha explicado con motivo del Día de la Paz y la No Violencia Escolar.

DIFERENTES TIPOS DE VIOLENCIA

En este sentido, el psicólogo clínico ha comentado que la violencia se origina a través de la realidad vivida, ya que se aceptan o rechazan conductas formando patrones de comportamiento social que pasan a formar parte de lo que somos.

Dicho esto, Adrados ha informado de que existen diferentes manifestaciones de la violencia. Concretamente, la estructural es aquella que se origina en nuestras instituciones y familias asignando jerarquías en función de la clase social, la raza, el sexo, la preferencia sexual y la capacidad física.

Asimismo, la violencia cultural alude a aquellos símbolos, valores y creencias arraigadas en las sociedades que perpetúan las relaciones desiguales. "Se tiende a disculpar la actitud del violento y a responsabilizar a las víctimas o a las circunstancias", ha apostillado.

Por último, la violencia también institucionalizada cuando se disfraza de racionalismo económico, por ejemplo, el caso de despidos de trabajadores de edad avanzada con cuyos salarios se cubrirían tres salarios de trabajadores noveles.