25 de enero de 2012

Las personas con demencia se adaptan a su calidad de vida y son capaces de evaluar su situación

Las personas con demencia se adaptan a su calidad de vida y son capaces de evaluar su situación
EUROPA PRESS

MADRID, 25 Ene. (EUROPA PRESS) -

Un estudio elaborado por la Universidad Complutense de Madrid (UCM) concluye que los pacientes que sufren demencia son capaces de evaluar su calidad de vida y se adaptan a la situación que perciben, aunque la investigación observa que su valoración es siempre más positiva que la de sus familiares o cuidadores.

La investigación, publicada en la revista 'The Gerontologist' y en la 'Revista Española de Geriatría y Gerontología', puso de manifiesto que el punto de vista que aportaban los pacientes es diferente del de las personas que les rodean, sean éstos familiares cercanos o profesionales encargados de su atención y cuidado.

"El estudio nos muestra, en suma, que es posible 'escuchar' directamente a las personas con demencia, incluso en fase avanzada", explica María Crespo, profesora de la Facultad de Psicología de la UCM y coautora del estudio, al Servicio de Información y Noticias Científicas (SINC).

"Esto resulta esencial ya que proporciona un punto de vista único, que en algunos aspectos muy importantes no coincide con el de quienes están en contacto diario con ellos y que son la principal fuente de información a la que se suele recurrir actualmente de manera habitual a la hora de evaluar a los pacientes con demencia", añade Crespo.

En la investigación participaron 365 enfermos residentes en once centros geriátricos de Córdoba, León, Madrid, Murcia y Soria, entre noviembre de 2009 y febrero de 2010. Contaron con la participación de 92 residentes con demencia, 182 familiares y 91 miembros del personal de los centros encargados de la atención directa a esos residentes.

El 49 por ciento de las personas con demencia fueron capaces de responder al cuestionario que se utilizó para valorar su calidad de vida, y que estaba especialmente adaptado a sus circunstancias y condiciones, a pesar de el 90 por ciento presentaban niveles indicativos de daño cognitivo moderado o severo.

Entre otros datos, también se muestra que la valoración de los residentes se ve muy influida por su estado emocional, y aquellos en los que se constata que presentan un mejor funcionamiento cognitivo consideran que tienen una mejor calidad de vida.

Según señalan, el objetivo del estudio era obtener información de primera mano sobre las condiciones de vida de los pacientes con demencia en las residencias y comprobar si en esa evaluación existía acuerdo entre los propios pacientes, sus familiares más cercanos y el personal de atención directa de los centros en los que residían.