4 de abril de 2019

Las personas con autismo tienen un sentido de sí mismas alterado

Las personas con autismo tienen un sentido de sí mismas alterado
FLICKR/CRISTINA - ARCHIVO

MADRID, 4 Abr. (EUROPA PRESS) -

Una nueva investigación ha indicado que las personas con autismo tienen un sentido de sí mismo alterado, lo que puede explicar algunas de las diferencias que se muestran en el funcionamiento social. El estudio, realizado por científicos de la Universidad Anglia Ruskin, en Reino Unido, y publicado en la revista 'Autism', involucró a un grupo de 51 adultos, la mitad con y la otra mitad sin autismo.

Los investigadores midieron las respuestas a la auto-alteración de la 'ilusión de cuerpo completo', que simula una experiencia extracorpórea, en personas con autismo. La investigación encontró que, a diferencia de los participantes neurotípicos, las personas con autismo no experimentan la "ilusión de todo el cuerpo". Esta es una prueba que hace que las personas se sientan a sí mismas como si estuvieran ubicadas fuera de su cuerpo y se identifiquen con su propio 'avatar' virtual visto a través de gafas de realidad virtual.

EL ÁREA DEL ESPACIO ALREDEDOR DE SU CUERPO ES INFERIOR

Los científicos también midieron el tamaño del espacio peripersonal de los participantes. Esta es el área del espacio directamente alrededor de nuestro cuerpo que el cerebro trata de una manera especial, ya que nos permite interactuar con el mundo externo. Descubrieron que esta área del espacio, que define los límites del yo, es más pequeña en las personas con autismo.

Un espacio peripersonal más pequeño puede explicar ciertos comportamientos que a veces se ven en personas con autismo, como acercarse a otros más estrechamente de lo que prescriben las normas sociales, o tener dificultades para considerar las comunicaciones provenientes de su espacio personal como dirigidas hacia ellas.

La primera autora, la estudiante de doctorado Cari-lene Mul, señala: "Durante mucho tiempo, el autismo se ha considerado como un trastorno del yo, ya que algunas personas con autismo tienen dificultades para acceder a los recuerdos de sí mismos y usar pronombres personales como "mí" y "yo". "Queríamos descubrir si se podría decir qué aspectos más fundamentales del yo, la sensación de que tu cuerpo te pertenece y que tu yo está ubicado dentro de él, podrían alterarse en las personas con autismo", cuenta.

La autora principal del estudio, la doctora Jane Aspell, profesora principal de Psicología en la Universidad Anglia Ruskin, agrega: "Los hallazgos de nuestro estudio muestran que el yo 'corporal' es menos flexible en las personas con autismo y sus cerebros pueden combinar información sensorial sobre sus cuerpos de una manera diferente. Estas diferencias en uno mismo pueden relacionarse con, y en parte explicar, diferencias en el auto-procesamiento y problemas con el funcionamiento social, incluida la capacidad de empatizar con los demás".

Contador