Las personas con apoyo familiar logran un mejor control de la diabetes, según un estudio

Las personas con apoyo familiar logran un mejor control de la diabetes, según un estudio
7 de noviembre de 2018 EUROPA PRESS - ARCHIVO

MADRID, 7 Nov. (EUROPA PRESS) -

Las personas con apoyo familiar logran un mejor control de la diabetes, según el estudio 'Apoyo familiar y control glucémico en pacientes con diabetes tipo 2 en una unidad de medicina familiar de Acapulco, Guerrero, México' en el que han participado tanto pacientes como familiares.

De esta forma, se extrae que las personas que padecen diabetes tipo 2 que reciben un alto apoyo familiar tienen 2,7 veces más probabilidades de lograr un buen control metabólico, a diferencia de los que tiene un apoyo medio o bajo.

Los expertos coinciden en que el entorno del paciente es un soporte importante, siempre que ayude a reforzar los comportamientos que favorecen la adhesión al tratamiento. "Sin duda, el soporte de la familia y de los amigos es fundamental", afirma la endocrinóloga del Hospital de la Santa Creu i Sant Pau de Barcelona, Cintia González.

En este sentido, existe una serie de pautas que los familiares encargados de asistir a un paciente dependiente deben seguir, según Roche, tales como conocer la enfermedad y su tratamiento; comunicarse fácilmente con el equipo médico; determinar qué aspectos del tratamiento serán responsabilidad del paciente y cuáles deberán estar bajo la suya; o enseñar al paciente a manejar mejor su enfermedad.

La diabetes es una enfermedad crónica que no es fácil de llevar, "es necesario tomar muchas decisiones al día", explica la especialista. Para esto se necesita el apoyo de un equipo profesional, pero con quien convive el paciente día a día es con su familia y esta debe implicarse para hacer más llevadero este control.

De acuerdo con la Federación Española de Diabetes, en España hay casi 6 millones de personas con esta enfermedad. El alcance de esta enfermedad no sólo afecta a la persona que la sufre, sino a también a su entorno más próximo por necesitar un control y un estilo de vida determinados.

El impacto en la vida familiar depende del tipo de diabetes y de la edad de diagnóstico, las personas con diabetes tipo 1 suelen empezar a edades tempranas y el impacto puede ser inicialmente negativo. Mientras que los casos de diabetes tipo 2 suele diagnosticarse en edades más tardías, por lo que "probablemente impacta menos en la familia", según la doctora González.

Contador