Perros rastreadores podrían detectar la malaria en las personas

Perros rastreadores podrían detectar la malaria en las personas
31 de octubre de 2018 OLAF/WIKIMEDIA - ARCHIVO

MADRID, 31 Oct. (EUROPA PRESS) -

Los perros podrían ser entrenados para detectar la malaria en las personas, según una nueva investigación dirigida a prevenir la propagación de la enfermedad mortal. Los científicos descubrieron que los perros pueden oler la malaria en muestras de calcetines que usan los niños infectados, por lo que consideran que sus hallazgos podrían llevar a la primera prueba rápida y no invasiva para la malaria.

Aunque la investigación se encuentra en sus primeras etapas, los autores esperan que los perros entrenados para rastrear puedan ayudar a detener la propagación de la malaria entre países y hacer que se detecte antes a las personas infectadas se les trate rápidamente. La investigación se presenta este lunes en la reunión anual de la Sociedad Americana de Medicina Tropical e Higiene, que se celebra en Nueva Orleans, Estados Unidos.

El investigador principal, el profesor Steve Lindsay, en el Departamento de Biociencias de la Universidad de Durham, en Reino Unido, señala: "Aunque nuestros hallazgos se encuentran en una etapa temprana, en principio, hemos demostrado que los perros pueden ser entrenados para detectar a personas infectadas con malaria por su olor con un increíble grado de precisión".

"Esto podría proporcionar una forma no invasiva de detección de la enfermedad en los puertos de entrada de una manera similar a la forma habitual en que se utilizan los perros rastreadores para detectar frutas y verduras o medicamentos en los aeropuertos", explica.

"Esto podría ayudar a prevenir la propagación de la malaria a países que han sido declarados libres de malaria y también a garantizar que las personas, muchas de las cuales no saben que están infectadas con el parásito de la malaria, reciban tratamiento antimalárico para la enfermedad", agrega.

La investigación fue financiada por la Fundación Bill y Melinda Gates y llevada a cabo por la Universidad de Durham, la organización benéfica Perros de Detección Médica, la Escuela de Higiene y Medicina Tropical de Londres (LSHTM, por sus siglas en inglés) y la Universidad de Dundee (Reino Unido), la Unidad del Consejo de Investigación Médica de Gambia en la Escuela de Higiene y Medicina Tropical de Londres y el Programa Nacional de Control de la Malaria, Gambia.

Investigadores de MRCG y LSHTM utilizaron calcetines de nailon para recolectar muestras de olor de pies de niños aparentemente sanos de cinco a 14 años en la región del río Upper de Gambia en África occidental. Usando una simple prueba de pinchazo en el dedo, se examinó a los niños para determinar si tenían el parásito de la malaria 'Plasmodium falciparum' en su sangre.

Se llevaron las muestras de calcetines a la organización benéfica Perros de Detección Médica en Milton Keynes, Reino Unido, donde se entrenó a dos perros, un labrador Golden Retriever llamado Lexi y una perra labrador llamada Sally, para distinguir entre el olor de los niños infectados con parásitos de la malaria y aquellos que no estaban infectados.

DETECCIÓN CORRECTA DEL 70 POR CIENTO

En total, se analizaron 175 muestras de calcetines, incluidas las de los 30 niños con malaria positiva identificados por el estudio y 145 de niños no infectados. Los perros pudieron identificar correctamente el 70 por ciento de las muestras infectadas con malaria y el 90 por ciento de las muestras sin parásitos de la malaria.

La malaria es una enfermedad potencialmente mortal causada por parásitos que se transmiten a las personas a través de las picaduras de mosquitos hembra 'Anopheles' infectados, pero se puede prevenir y curar. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), desde 2000, seis países han sido certificados como libres de malaria, y otros 12 países informaron que no se han originado casos de malaria dentro de sus fronteras.

Sin embargo, a pesar de este éxito, el progreso en el control mundial de la malaria se ha estancado. Según el último Informe Mundial de la Malaria de la OMS, se estima que hubo 216 millones de casos de malaria en 2016, un aumento de cinco millones de casos con respecto al año anterior. Las muertes se mantuvieron en aproximadamente 445.000, un número similar al del año anterior.

Identificar a las personas infectadas con el parásito de la malaria, pero que no presenten síntomas, es fundamental, ya que se les puede tratar con medicamentos antipalúdicos y es posible prevenir la propagación de la enfermedad. Los perros rastreadores podrían proporcionar una prueba no invasiva, portátil y rápida para identificar a portadores de malaria y serían particularmente útiles en entornos donde hay pocos individuos con parásitos de la malaria.

La confirmación de la enfermedad se haría luego tomando una muestra de sangre mediante punción digital usando una prueba de diagnóstico rápido siguiendo las pautas de la Organización Mundial de la Salud. Un estudio de acompañamiento presentó a un perro de biodetección falso en las aldeas de Gambia para evaluar su aceptabilidad, y los científicos informaron que la mayoría de las personas, en principio, estaban dispuestas favorablemente a su uso.

Desde el estudio inicial, también se ha entrenado a un tercer perro, un Springer Spaniel llamado Freya, para detectar la malaria. "El MDD [Medical Detection Dogs] ha tenido resultados positivos en el entrenamiento de perros para detectar enfermedades como el cáncer y los cambios de azúcar en la diabetes mediante el olor. Esta es la primera vez que entrenamos perros para detectar una infección parasitaria y estamos encantados con estos primeros resultados", señala la doctora Claire Guest, coautora del estudio y directora ejecutiva de la organización Perros de Detección Médica.

"El potencial de entrenar perros para detectar enfermedades tropicales donde el diagnóstico es deficiente, como la leishmaniasis y la tripanosomiasis es enorme. Creo que este estudio indica que los perros tienen una excelente capacidad para detectar la malaria y, si se presentan dentro de un individuo infectado con el parásito o una pieza de ropa recientemente usada, sus niveles de precisión serán extremadamente altos. Esta es una prueba fiable, no invasiva y extremadamente emocionante para el futuro", añade.

Contador