25 de marzo de 2019

Perder peso puede ayudar a las personas obesas con migraña a mitigar el dolor de cabeza

Perder peso puede ayudar a las personas obesas con migraña a mitigar el dolor de cabeza
FLICKER/MAKELESSNOISE - ARCHIVO

MADRID, 25 Mar. (EUROPA PRESS) -

Perder peso puede ayudar a las personas obesas con migraña a mitigar el dolor de cabeza y, por ende, mejorar su calidad de vida, según ha evidenciado un estudio llevado a cabo por investigadores de Estados Unidos e Italia y que ha sido presentado en la Reunión Anual de la Endocrine Society, celebrada recientemente en Nueva Orleans (Estados Unidos).

"La pérdida de peso en adultos y niños con obesidad mejora enormemente el dolor de cabeza por migraña al mejorar todas las características principales que empeoran la calidad de vida de los migrañosos. Cuando las personas pierden peso, disminuye la cantidad de días al mes con migraña, al igual que la intensidad del dolor y la duración de la crisis", han dicho los expertos.

Para investigar los efectos de la pérdida de peso logrados a través de la cirugía bariátrica o la intervención conductual en la frecuencia y gravedad de la migraña, Pagano y sus colegas revisaron las bases de datos de estudios que consideraron la intensidad del dolor, la frecuencia del dolor de cabeza, la duración del ataque, la discapacidad, el índice de masa corporal (IMC), la intervención quirúrgica y la edad.

En un metanálisis de los 473 pacientes en los 10 estudios que cumplieron con los criterios de inclusión de los investigadores, encontraron que la pérdida de peso estaba relacionada con reducciones significativas en la frecuencia de dolor de cabeza, la intensidad del dolor y la discapacidad y la duración de la crisis.

De hecho, la mejora de la migraña no se relacionó ni con el grado de obesidad al inicio ni con la cantidad de reducción de peso. Además, el efecto sobre la migraña fue similar cuando la reducción de peso se logró mediante cirugía bariátrica o intervención conductual y fue comparable en adultos y niños.

Los mecanismos que vinculan la obesidad, la pérdida de peso y la migraña siguen sin estar claros, según los autores, pero pueden incluir alteraciones en la inflamación crónica, adipocitocinas, comorbilidades de la obesidad y factores de riesgo conductuales y psicológicos.

Contador

Lo más leído