17 de agosto de 2020

Perder peso antes de los 55 años puede salvarte la vida

Perder peso antes de los 55 años puede salvarte la vida
Hombre maduro corriendo por la ciudad. - ADAMKAZ/GETTY - ARCHIVO

MADRID, 17 Ago. (EUROPA PRESS) -

Un nuevo estudio de la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Boston (BUSPH), en Estados Unidos, ha comprobado que los cambios de peso entre la edad adulta (a partir de los 18 años) y la mediana edad (a partir de los 55 años) pueden tener consecuencias importantes para el riesgo de muerte prematura de una persona.

Publicado en 'JAMA Network Open', el estudio encontró que los participantes cuyos IMC pasaron del rango de obesidad en la edad adulta temprana al rango de sobrepeso en la mediana edad redujeron a la mitad su riesgo de morir durante el período de estudio, en comparación con los individuos cuyos IMC permanecieron en el rango obeso. Por otro lado, la pérdida de peso después de la mediana edad no redujo significativamente el riesgo de muerte de los participantes.

"Los resultados indican una oportunidad importante para mejorar la salud de la población a través de la prevención primaria y secundaria de la obesidad, particularmente en edades más tempranas", resalta el autor correspondiente del estudio, el doctor Andrew Stokes, profesor asistente de salud global en BUSPH.

"El presente estudio proporciona nueva evidencia importante sobre el beneficio de mantener un peso saludable a lo largo de la vida", añade el autor principal, el doctor Wubin Xie, asociado postdoctoral en salud global en BUSPH.

Los investigadores utilizaron datos de 1998 a 2015 para 24,205 participantes de la Encuesta Nacional de Examen de Salud y Nutrición. Los participantes tenían entre 40 y 74 años cuando ingresaron al estudio, y los datos incluían el IMC de los participantes a la edad de 25, 10 años antes de ingresar al estudio y cuando ingresaron al estudio.

Luego, los investigadores analizaron la relación entre el cambio de IMC y la probabilidad de que un participante muriera en el transcurso del período observado, controlando otros factores como el sexo de los participantes, el tabaquismo pasado y actual y el nivel de educación.

Descubrieron que los participantes del estudio cuyos IMC iban desde el rango de obesidad a los 25 años hasta el rango de sobrepeso en la mediana edad tenían 54% menos probabilidades de haber muerto que los participantes cuyos IMC permanecían en el rango de obesidad. En cambio, estos participantes con una trayectoria de obesidad a sobrepeso tenían un riesgo de muerte más cercano al de los participantes cuyos IMC habían estado en el rango de sobrepeso todo el tiempo.

Los investigadores estimaron que el 3,2% de las muertes en el estudio se habrían evitado si todas las personas con un IMC en el rango de obesidad a los 25 años hubieran podido reducir su IMC al rango de sobrepeso en la mediana edad. Sin embargo, señalaron que la pérdida de peso era rara en general, y solo el 0,8% de los participantes tenían un IMC que pasaba del rango de obesidad a sobrepeso.

Los investigadores no encontraron una reducción similar en el riesgo de muerte para los participantes que perdieron peso más adelante en sus vidas. Escribieron que esto puede deberse a que la pérdida de peso más adelante en la vida es más probable que esté relacionada con el empeoramiento de la salud de una persona que envejece.

"Aunque este estudio se centró en prevenir las muertes prematuras, mantener un peso saludable también reducirá la carga de muchas enfermedades crónicas como la hipertensión, la diabetes, las enfermedades cardíacas e incluso el cáncer", apunta la coautora del estudio, la doctora JoAnn Manson, jefa de prevención de medicina en el Brigham and Women's Hospital, y profesor de medicina y profesor de salud de la mujer Michael and Lee Bell en la Facultad de Medicina de Harvard.