12 de noviembre de 2019

Los pacientes con VIH son víctimas frecuentes de abusos

Los pacientes con VIH son víctimas frecuentes de abusos
VIH - PIXABAY - ARCHIVO

MADRID, 12 Nov. (EUROPA PRESS) -

Los pacientes con VIH son víctimas frecuentes de abusos y malos tratos, según un estudio español presentado en la 17th 'European AIDS
Conference' que, en concreto, apunta que un 24,4 por ciento de los pacientes encuestados había sido víctima de violencia doméstica, el
31,4 por ciento de las mujeres había sufrido violencia de género, y un 16,4 por ciento de los hombres que tienen sexo con hombres había sufrido violencia por parte de su pareja.

En este sentido, los pacientes víctimas de abuso presentaban mayores problemas de adherencia (57% frente a 32%, autoevaluada mediante cuestionario SMAQ) y peor situación virológica (carga viral detectable en el 19,2% de los casos frente al 4,4%).

Se trata de resultados procedentes de adultos infectados por VIH en tratamiento antirretroviral desde hacía más de un año que han sido seguidos en tres hospitales de Alicante. De febrero a junio de 2019 se reclutaron 94 adultos infectados por el VIH, con una edad media de 49 años. El 37,2 por ciento del total eran mujeres, y el 21,3 por ciento, migrantes; por otro lado, el 39,4 por ciento eran hombres que practican sexo con otros hombres (HSH), y el 38,3 por ciento, heterosexuales.

Entre ellos, 26 pacientes (27,7%) habían sufrido abuso alguna vez en su vida: 20 abuso emocional, 8 abuso físico, ninguno abuso sexual. Cuatro (4,3%) sufrían violencia en la actualidad y uno fue considerado en riesgo extremo.

En el estudio también destaca la prevalencia de situaciones de abuso entre mujeres, que era significativamente mayor que entre hombres (34,3% frente a 23,7%). En concreto, la duración media de esas situaciones era de 36 meses y la edad media en la que los pacientes fueron víctimas de abuso era de 28 años.

El estudio observacional, financiado por la Conselleria de Educación, Investigación, Cultura y Deporte de la Generalitat Valenciana, también muestra una alta prevalencia de violencia doméstica, violencia íntima en la pareja y violencia de género.

Concretamente, el 24,4 por ciento de los pacientes había sufrido violencia doméstica (34,3% en mujeres, 18,9% en HSH y 18,1% en hombres no-HSH) y el 19,2 por ciento violencia de pareja (31,4% de mujeres [violencia de género], 16.2% HSH y 4.5% hombres no-HSH). El abuso fue ejercido por 13 parejas masculinas, 3 ex parejas masculinas, 1 pareja femenina, 1 ex pareja femenina, 1 padre, 1 hijo, 3 parientes masculinos y 4 hombres no familiares. El estado de VIH de la víctima fue considerado una causa de violencia por el 11,5 por ciento de las víctimas.

El documento, cuya investigadora principal es Jara Llenas-García, del Hospital Vega Baja de Orihuela (Alicante) y miembro de GeSIDA (Grupo de Estudios del SIDA de la SEIMC), demuestra que estas situaciones de abuso no son inocuas ni irrelevantes para la situación del paciente. En un análisis multivariante de los factores asociados a tener una carga viral detectable, el ser víctima de abuso se asoció a un aumento del riesgo de 9,9 veces, mientras que los factores asociados significativamente a una mala adherencia al tratamiento antirretroviral fueron tanto el ser víctima de abuso (que aumentaba el riesgo 3,1 veces) como el haber estado previamente en prisión (que lo aumentaba 4,1 veces).

Por todo ello, los autores de la investigación exhortan a incorporar herramientas de detección de abuso en la atención de rutina de las personas que viven con el VIH.

Para leer más