25 de enero de 2018

Los pacientes con Parkinson diagnosticados antes de jubilarse acaban dejando sus trabajos al cabo de 5 años

MADRID, 25 Ene. (EUROPA PRESS) -

El 30 por ciento de los pacientes con Parkinson son diagnosticados cuando todavía están en edad laboral pero, al ser una enfermedad muy incapacitante, la media se ven obligados a dejar de trabajar al cabo de cinco años después de su diagnóstico.

Así lo asegura la neuropsicóloga Susana Donate, de la Asociación Parkinson Madrid, con motivo de la reciente retirada de los escenarios del cantante Neil Diamond tras reconocer que padece este trastorno neurodegenerativa y le impide llevar una vida normalizada.

"Queremos aprovechar su anuncio para hablar de las otras miles de personas que bajo su anonimato se ven obligadas a abandonar sus carreras a consecuencia de la enfermedad, en muchas ocasiones de manera prematura", lamenta esta entidad.

El cambio de dejar prematuramente el trabajo puede suponer un duro golpe emocional, ha reconocido Donate, ya que se trata de una situación "impuesta no deseada, que viven como una pérdida, aunque después se adaptan a la nueva situación, que en muchos casos mejora su calidad de vida".

"Hay una pérdida de rol, de estilo de vida, se tienen que reinventar. Cuando trabajamos tenemos una rutina establecida, cuando no trabajamos la tenemos que crear. La persona que se ve obligada a retirarse requiere apoyo del entorno y de la familia, además de asesoramiento psicológico y legal", ha destacado.

Además, esta experta reconoce que la nueva situación también genera ansiedad e indefensión y, de hecho, hay muchos afectados que en sus empresas no lo dicen por miedo a represalias, que les echen o que les arrinconen.