28 de mayo de 2019

Los pacientes con espondiloartritis tienen mayor riesgo de enfermedad cardiovascular, según expertos

MADRID, 28 May. (EUROPA PRESS) -

La espondiloartritis axial (EspA) está asociada con una tasa de mortalidad hasta dos veces mayor que la población general, lo que "en gran parte se debe a complicaciones cardiovasculares", según ha resaltado el jefe del servicio de Cardiología del Hospital Universitario Lucus Augusti (HULA) de Lugo, Carlos González Juanatey, durante el simposio 'Cosentyx: Vía directa a la movilidad en EspA', organizado por Novartis en el XLV Congreso Nacional de la Sociedad Española de Reumatología (SER).

La espondiloartritis axial es una enfermedad inflamatoria de larga duración que afecta a las articulaciones principalmente de la pelvis, columna vertebral y cuello, que es diagnosticada a 7 casos nuevos por cada 100.000 habitantes al año. Esta enfermedad reumatológica aparece en varones entre los 20 y los 30 años de edad, mientras que es menos frecuente y menos grave en mujeres1. Los principales síntomas de alarma de la enfermedad son el dolor, la inflamación, la rigidez, el movimiento limitado y el cansancio.

La incidencia acumulada de enfermedad cardiovascular en pacientes con enfermedades reumáticas inflamatorias crónicas (ERIC) es de 15,30 casos por 1.000 pacientes, siendo mayor en el subgrupo con EspA, con hasta 22,03, según datos del estudio 'CARMA' que incluye pacientes de ERIC e individuos emparejados sin ERIC de 67 hospitales en España, tal y como ha precisado el doctor González Juanatey.

A su juicio, todo esto sitúa la relación reuma-cardiólogo en una posición "relevante". "Los clínicos que evalúan a los pacientes con EspA deben definir una estrategia de abordaje del riesgo cardiovascular desde el momento de diagnóstico de la enfermedad y en el seguimiento, basada en el control del riesgo cardiovascular global, que debe centrarse en la estratificación del riesgo cardiovascular, el control de los factores de riesgo cardiovascular clásicos, además del estricto control de la actividad inflamatoria de la enfermedad", ha detallado.

Por otra parte, la necesidad de un diagnóstico precoz de la espondiloartritis ha sido otro de los aspectos protagonistas de la jornada. "Cuanto antes empezamos el tratamiento, mejor respuesta se obtiene. El alcance de una buena respuesta, evitará las deformidades y las importantes limitaciones de la movilidad que vemos en los pacientes que se diagnosticaron hace 10 o 20 años y llevan muchos años de evolución", ha añadido el jefe de sección del Servicio de Reumatología del Hospital Universitario de Bellvitge de Barcelona, Xavier Juanola.

En otra ponencia, el doctor Manuel Moreno Ramos, del Servicio de Reumatología del hospital Universitario Virgen de la Arrixaca de Murcia, ha centrado su intervención en la actuación en "aquella fase inicial de la enfermedad en la que, actuando precozmente, se previene daño estructural y preservamos la capacidad funcional del paciente".

Juanola también ha destacado la importancia del fármaco secukinumab en la ventana de oportunidad de la espondiloartritis axial puesto que "hasta ahora solo se disponía de fármacos dirigidos a una diana terapéutica, los anti-TNF". "Ahora tenemos un fármaco dirigido a una nueva diana, que además se ha visto que es muy eficaz en pacientes con espondiloartritis axial y con artropatía psoriásica, y que disminuye la inflamación y el daño estructural de forma precoz", ha zanjado.

Contador

Lo más leído