24 de febrero de 2015

Los pacientes con colitis ulcerosa sufren los síntomas durante una media de tres meses hasta ser diagnosticados

MADRID, 24 Feb. (EUROPA PRESS) -

Los pacientes con colitis ulcerosa (CU) sufren los síntomas durante una media de tres meses hasta ser diagnosticados aunque el diagnóstico suele darse algo antes en las mujeres (a los 33 años), que en los hombres (36 años), según los nuevos datos del estudio 'EPICURE' (Epidemiology and hospital resources use in the treatment of ulcerative colitis at gatroenterology units in Spain), que tiene como objetivo conocer mejor las características clínicas de los pacientes con colitis ulcerosa en España y el manejo de la misma por los gastroenterólogos.

"Muchas veces los síntomas no son muy claros y el comienzo de la enfermedad es insidioso, lo cual hace que en algunos casos pueda confundirse con otras patologías más frecuentes, como el síndrome de intestino irritable, por ejemplo, hasta que aparecen síntomas más específicos de la enfermedad o utilizamos técnicas de diagnóstico como la colonoscopia", según ha afirmado el doctor del servicio de Medicina del Aparato Digestivo del Hospital General Universitario Gregorio Marañón, el doctor Ignacio Marín-Jiménez.

Este estudio ha llevado a cabo un análisis de los registros hospitalarios de pacientes con CU en 58 servicios de gastroenterología de diferentes hospitales españoles, también ha desvelado que más de la mitad de los pacientes presentaban un estadio moderado de la CU, y un 13 por ciento presentan un perfil grave de la enfermedad. Además, la mayoría de los pacientes que han participado en el estudio no eran fumadores.

"Los pacientes con colitis ulcerosa presentan diarrea mucosanguinolenta, a veces dolor abdominal y urgencia rectal. Además pueden asociar pérdida de peso por la gran afectación de la enfermedad, fiebre (en casos de brotes graves) e importante afectación del estado general, que repercute en su calidad de vida", ha añadido el doctor Marín.

Por otro lado, la colonoscopia es la prueba de elección al diagnóstico para el estudio del paciente con sospecha de enfermedad inflamatoria intestinal (EII), de hecho, el 78 por ciento de los pacientes con colitis ulcerosa son diagnosticados mediante esta técnica.

Por último, en cuanto al tratamiento, este depende del grado de CU que presentan los pacientes. En el caso de la colitis ulcerosa grave, el estudio 'EPICURE' ha revelado que el 40 por ciento de los pacientes son tratados con terapias biológicas.