14 de junio de 2006

Los pacientes con apnea del sueño tienen mayor riesgo de sufrir complicaciones cardiovasculares, según experto

MADRID, 14 Jun. (EUROPA PRESS) -

El doctor Gianfranco Parati, profesor del Hospital Universitario San Luca de Milán (Italia) afirmó hoy, en el marco del XVI Congreso de la Sociedad Europea de Hipertensión que se celebra en Madrid que "el síndrome de apnea obstructiva del sueño es responsable de un aumento de la variabilidad de la presión arterial y de la aparición de la hipertensión arterial en un gran número de pacientes" y que este incremento de la variabilidad de la presión, junto con los procesos inflamatorios y la disfunción endotelial, "son algunos de los mecanismos que pueden servir para explicar el mayor riesgo de complicaciones cardiovasculares asociados con la apnea obstructiva del sueño".

Según señaló este experto, esta patología respiratoria también está implicada en la regulación del ritmo circadiano cardiovascular, que establece las horas de sueño y de vigilia: "La presencia de una apnea obstructiva del sueño grave produce con frecuencia un incremento de la presión arterial nocturna y un aumento de la actividad del sistema simpático. Todo ello tiene como consecuencia una pérdida de la caída fisiológica nocturna de la presión arterial", aseguró Parati.

Otro de los efectos propios de la apnea obstructiva del sueño, indicó el especialista, es la alteración del síndrome metabólico, de elevada prevalencia en personas obesas: "Este hecho explica también que los pacientes con apnea obstructiva del sueño tienden a experimentar un aumento de peso". En su opinión, todos estos factores contribuyen a que se produzcan una mayor cantidad de complicaciones cardiovasculares.

Por último, Parati señaló que la relación de la apnea obstructiva del sueño y la variabilidad cardiovascular se manifiesta también en que este síndrome respiratorio está relacionado con una mayor tasa de mortalidad y de casos de ictus y recomendó, para controlar esta patología y sus efectos asociados, emplear dispositivos de presión continua positiva de aire: "Se ha demostrado además que reducen los niveles de presión arterial y disminuyen la mortalidad asociada a complicaciones cardiovasculares".