28 de marzo de 2019

Los ópticos aconsejan mantener una buena higiene visual para prevenir la conjuntivitis alérgica

Los ópticos aconsejan mantener una buena higiene visual para prevenir la conjuntivitis alérgica
CNOO

MADRID, 28 Mar. (EUROPA PRESS) -

Con motivo de la llegada de la primavera el Colegio Nacional de Ópticos-Optometristas de España (CNOO) ha recomendado mantener una buena higiene visual para prevenir la conjuntivitis alérgica, que afecta al 25 por ciento de la población.

Las alergias afectan son cada vez más prevalentes en España. En este contexto, Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que en las próximas décadas estas patologías afectará a una de cada dos personas.

Además de la congestión nasal, los estornudos, la tos y el picor de nariz y garganta, la alergia conlleva síntomas oculares como picor, enrojecimiento o hinchazón de los párpados, lagrimeo y fotofobia. "Estas manifestaciones se deben a la inflamación de la conjuntiva, la membrana mucosa que cubre el ojo y el interior de los párpados", ha explicado Juan Carlos Martínez Moral, decano del CNOO.

Frente a esta situación, el experto ha asegurado que muchos usuarios de lentes de contacto suelen cambiar a las gafas, pero esto no es necesario, ya que se pueden utilizar las lentillas, siempre que sean adaptadas por un óptico a las necesidades del paciente.

Además, el especialista ha aconsejado que las personas que utilizan lentillas tienen que retirarlas cuando los ojos estén irritados y no utilizarlas más tiempo del recomendado. Del mismo modo, recomienda limpiarlas cuidadosamente, lavarse las manos con agua y jabón y secarlas con una toalla que no suelte pelusas.

Por último, ha elaborado una lista de consejos para prevenir las consecuencias de la alergia en nuestros ojos. Entre ellos destaca evitar salir a pasear por el campo; utilizar gafas de sol para protegerse del polvo; evitar exponerse a ambientes con polvo, a animales domésticos o a agentes irritantes que agraven los síntomas; impedir la acumulación de polen en casa cerrando las ventanas y manteniendo las superficies limpias; utilizar humidificadores y aparatos de aire acondicionado que tengan filtros específicos para el polen; extremar la higiene diaria; lavarse las manos y evitar frotarse los ojos.