18 de septiembre de 2012

Las operaciones para corregir la incontinencia urinaria femenina son "socialmente rentables"

La tesis doctoral de Manuel Montesino, leída en la UPNA, analiza el coste económico de estos tratamientos en la sanidad pública navarra

Las operaciones para corregir la incontinencia urinaria femenina son "socialmente rentables"
EP/UPNA

PAMPLONA, 18 Sep. (EUROPA PRESS) -

La incontinencia urinaria femenina afecta al 15 por ciento de las mujeres en edad adulta, pero sólo una de cada cuatro solicita atención sanitaria y lo hace en situaciones en que el problema es ya severo. Manuel Montesino Semper, jefe de la sección de urología del Hospital Virgen del Camino, ha analizado en su tesis doctoral el coste económico que suponen las intervenciones quirúrgicas realizadas por la sanidad pública navarra para paliar este problema.

"Cuando se relacionan los costes con las mejoras obtenidas en la calidad de vida de las pacientes --explica-- se llega a la conclusión, desde el punto de vista de los estándares de la economía de la salud, de que resultan coste-efectivas o, lo que es lo mismo, son socialmente rentables, ya que con unos costes relativamente bajos se obtienen buenos beneficios en calidad de vida".

La incontinencia urinaria supone la pérdida involuntaria de orina. En el caso de las mujeres adultas produce un importante deterioro de su calidad de vida y es un reto para el urólogo o el ginecólogo que las atiende. Según señala el doctor Montesino, "este problema, en ocasiones oculto y tabú, genera importantes costes económicos para los servicios sanitarios y para las propias pacientes, además de otros costes intangibles derivados de la inseguridad o ansiedad personal que pueden generar".

Algunos tipos de incontinencias, como las que se producen con el esfuerzo físico, asociadas o no a la urgencia o imperiosidad para orinar, precisan tratamiento mediante operaciones quirúrgicas. Como solución, hoy en día se utilizan dispositivos artificiales en forma de pequeñas mallas que se colocan en la uretra (conducto por el que la orina sale de la vejiga). Estos dispositivos mejoran el apoyo y sujeción de la zona y el cierre de la uretra.

La tesis doctoral leída en la Universidad Pública de Navarra, 'Análisis de coste utilidad y coste efectividad en el tratamiento quirúrgico de la incontinencia urinaria femenina mediante la colocación de mallas en el marco de la asistencia sanitaria pública navarra', ha sido dirigida por los profesores Juan Cabasés Hita, catedrático de Economía Aplicada, y Eduardo Sánchez Iriso, del Departamento de Economía de la UPNA, y ha obtenido la máxima calificación, Apto 'cum laude' por unanimidad.

INTERVENCIÓN EFICAZ Y MEJORA CALIDAD DE VIDA

El estudio realizado por el doctor Montesino Semper ha mostrado que la intervención quirúrgica de la incontinencia urinaria es eficaz y supone una clara mejora en la calidad de vida de las mujeres afectadas. "En las pacientes intervenidas se mejoran aspectos relacionados con la ansiedad y la depresión, con la movilidad y realización de actividades cotidianas, actividades familiares o de tiempo libre y tareas domésticas", indica el autor de la investigación.

Además del coste económico que supone este tipo de intervención quirúrgica, en este trabajo se ha valorado también la mejoría obtenida en la calidad de vida de las mujeres operadas y, finalmente, se han relacionado los dos parámetros. "La conclusión, desde el punto de vista de los estándares de la economía de la salud, es que estas intervenciones quirúrgicas resultan coste-efectivas o, lo que es lo mismo, son 'socialmente rentables', ya que con unos costes relativamente bajos se obtienen beneficios en calidad de vida".

Los costes obtenidos en este estudio incluyen la atención desde la primera consulta hasta la revisión efectuada al año de la operación y rondan los 1.250 euros por paciente. La mayoría de las operaciones se realiza en régimen ambulatorio, sin necesidad de que las pacientes pasen noche en el hospital. Además, la operación resulta relativamente sencilla como para poder ser realizada con anestesia local.

El estudio analizó resultados en 69 pacientes y se realizó mediante encuestas, una específica de incontinencia urinaria y otra de salud general, ambas internacionalmente reconocidas y validadas.

Factores como una menor edad y el tipo de incontinencia urinaria (asociada sólo al esfuerzo físico, sin urgencia) se relacionan con mejores resultados en la intervención quirúrgica, mientras que el sobrepeso y la obesidad se asocian a unos resultados no tan buenos.

Manuel Montesino Semper se licenció en Medicina y Cirugía por la Universidad de Navarra y realizó la especialidad de Urología en el Hospital Virgen del Camino. Miembro del European Board of Urology, es autor o coautor de 66 artículos en publicaciones nacionales e internacionales, 86 comunicaciones a congresos nacionales y 23 internacionales. El doctor Montesino es jefe de la sección de urología en el Hospital Virgen del Camino y ha trabajado también como especialista de urología en el Hospital de Guipúzcoa y Hospital de Navarra.