3 de noviembre de 2014

La OMS anima a estar preparados para detectar casos de fiebre chikungunya y avisa de que Europa puede acoger brotes

La OMS anima a estar preparados para detectar casos de fiebre chikungunya y avisa de que Europa puede acoger brotes
JAMES GATHANY/WIKIMEDIA COMMONS

MADRID, 3 Nov. (EUROPA PRESS) -

La Organización Mundial de la Salud (OMS) anima a todos los países a crear y mantener sus capacidades para detectar casos de fiebre chikungunya, y ha avisado de que en Europa también puede detectarse brotes de esta enfermedad infecciosa.

La fiebre chikungunya es una enfermedad vírica transmitida por mosquitos para la que por el momento no hay ningún tratamiento específico y, además de fiebre y fuertes dolores articulares, produce otros síntomas como dolores musculares, dolores de cabeza, náuseas, cansancio y erupciones cutáneas.

A pesar de que la enfermedad se da en África, Asia y el subcontinente indio, este organismo de Naciones Unidas ha recordado que en los últimos decenios los vectores de la enfermedad se han propagado a países de América y Europa.

Descrita por primera vez en 1952 en Tanzania, en 2007 se notificó la primera transmisión de la enfermedad en Europa, en un brote localizado en el nordeste de Italia causado por el mosquito 'Ae. albopictus', en el que se registraron 197 casos.

Y hace solo un par de semanas, el pasado 21 de octubre, se confirmaron cuatro casos de infección autóctona en Montpellier (Francia).

Tanto este vector como el 'Ae. aegypti' son los mosquitos que se han visto implicados en grandes brotes de fiebre chikungunya. No obstante, mientras que el 'Ae. aegypti' está confinado a las zonas tropicales y subtropicales, el 'Ae. albopictus' también está presente en regiones templadas e incluso templadas-frías, lo que hace que en los últimos decenios haya salido de Asia para establecerse en algunas zonas de África, Europa y América.

CASOS EN CERCA DE 40 PAÍSES

Hasta el momento se han detectado ya casos en casi 40 países de Asia, África, Europa y América. En 1999-2000 hubo un gran brote en la República Democrática del Congo y en 2007 otro en Gabón, mientras que en las islas del Índico hubo un importante brote en febrero de 2005 con el cual se relacionaron numerosos casos importados en Europa, sobre todo en 2006 cuando la epidemia estaba en su apogeo. Ese año también se produjo un gran brote en la India, por el que también se vieron afectados otros países de Asia Sudoriental.

Desde 2005, la India, Indonesia, las Maldivas, Myanmar y Tailandia han notificado más de 1,9 millones de casos, mientras que en diciembre de 2013 Francia notificó dos casos autóctonos confirmados mediante pruebas de laboratorio en la parte francesa de la isla caribeña de St. Martin.

A partir de ese momento se ha confirmado la transmisión local en la parte holandesa de la isla (St. Maarten), Anguila, Dominica, Guayana Francesa, Guadalupe, Islas Vírgenes Británicas, Martinica y St. Barthèlemy. Asimismo, en México y Estados Unidos también se han registrado casos importados.

Una situación ante la que la OMS anima a todos los países atender a los pacientes y poner en práctica estrategias de comunicación social para reducir la presencia de los mosquitos vectores.

Del mismo modo, están trabajando en la elaboración de planes basados en evidencias para gestionar los brotes; proporcionar apoyo y orientación técnica a los países para que gestiones eficazmente los casos y los brotes; y prestar apoyo para mejorar los sistemas de notificación.