6 de octubre de 2009

La OMS alerta de que los accidentes de tráfico serán la quinta causa de muerte en el mundo en 2030

La mayor parte de estos fallecimientos están provocados por traumatismos, sobre todo entre los jóvenes de 15 a 29 años

MADRID, 6 Oct. (EUROPA PRESS) -

La Organización Mundial de la Salud (OMS) alertó hoy de que los accidentes de tráfico siguen aumentando en todo el mundo y, de no tomarse medidas inmediatas, pueden llegar a superar las 2,4 millones de muertes anuales y convertirse en la quinta causa de muerte a nivel mundial para el año 2030.

Actualmente, los accidentes de tráfico son uno de los mayores problemas de salud pública, según reconoce la OMS en un artículo titulado 'La seguridad vial en el mundo', y cada año mueren más de 1,2 millones de personas por traumatismos derivados de estos accidentes. Además, y aunque afecta a todos los grupos de edad, en los jóvenes de 15 a 29 años ya es la primera causa de muerte a nivel mundial.

Pese a que muchos países desarrollados han iniciado campañas para prevenir estos accidentes y están obteniendo resultados positivos al respecto, la OMS insiste en que la mayor parte de estas defunciones (90%) se registran en países con ingresos bajos o medios, donde la tasa de mortalidad duplica la de los países desarrollados (21,5 y 19,5 por cada 100.000 habitantes frente a los 10,3 por cada 100.000 habitantes).

Todo ello, pese a que en estos países tan sólo circula la mitad del total de coches de todo el mundo. Del mismo modo, el informe elaborado por la OMS refleja como la mitad de las muertes son peatones, ciclistas y motoristas, lo que refleja la necesidad de adoptar políticas de seguridad vial con "una perspectiva amplia de todo lo que sucede en las carreteras".

Por ejemplo, aboga por que las nuevas infraestructuras pueden separar a los usuarios motorizados y no motorizados que actualmente comparten espacio vial; o en una mayor inversión en transportes públicos para reducir el riesgo entre los usuarios vulnerables; o estrategias que fomenten los desplazamientos a pie y en bicicleta, alternativas que son ya las principales modalidades de transporte en algunos países de ingresos bajos y medios.

La reducción de la dependencia de formas individuales de transporte motorizado también puede tener muchos efectos beneficiosos para la salud y el ambiente, advierte la OMS, en particular la reducción de la contaminación del aire y los efectos saludables de la mayor actividad física.

El informe muestra algunas tendencias sorprendentes de la mortalidad en varios países de ingresos medios que han pasado por una fase de rápida urbanización y motorización. Esto lleva a pensar que muchos países de ingresos bajos y medios que aún tienen que realizar esa transición podrían ver aumentar aún más su mortalidad por accidentes de tráfico a menos que emprendan de inmediato iniciativas tendentes a implementar varias medidas de seguridad vial.