1 de febrero de 2019

Los ojos pueden ser clave para lograr la tolerancia a islotes trasplantados en diabetes

Los ojos pueden ser clave para lograr la tolerancia a islotes trasplantados en diabetes
VER PARA CRECER - ARCHIVO

MADRID, 1 Feb. (EUROPA PRESS) -

Los ojos pueden abrir la puerta para descubrir nuevas formas de lograr la tolerancia inmune a los islotes trasplantados en los casos de diabetes tipo 1, según una investigación del Diabetes Research Institute de la Universidad de Miami Miller School of Medicine (Estados Unidos).

Los hallazgos, publicados en la revista 'Diabetologia', muestran que los islotes trasplantados en el ojo pueden sobrevivir y funcionar a largo plazo sin inmunosupresión continua y, además, pueden conducir a una tolerancia inmune periférica a largo plazo en otros sitios de trasplante. El estudio se realizó en modelos experimentales y preclínicos (no humanos) de diabetes.

En la diabetes tipo 1, las células de los islotes del páncreas productoras de insulina son destruidas por error por el sistema inmunológico, lo que obliga a los pacientes a controlar sus niveles de azúcar en sangre a través de una terapia diaria con insulina. El trasplante de islotes restaura la producción natural de insulina en personas con diabetes de este tipo.

Sin embargo, los pacientes que reciben trasplantes de islotes requieren inmunosupresión de por vida para evitar el rechazo de las células del donante. El uso prolongado de medicamentos antirrechazo no solo presenta efectos secundarios graves, sino que el ataque inmunitario contra los islotes trasplantados ocurre a pesar del uso de estos agentes. Numerosos científicos han estado investigando formas de reducir o eliminar la necesidad de una terapia antirechazo, uno de los principales desafíos de investigación que se interponen en el camino de una cura biológica.

Usando un enfoque ya establecido del que fueron pioneros, trasplantaron islotes dentro de la cámara anterior del ojo de los receptores experimentales y preclínicos. Otro grupo recibió islotes implantados en el riñón. Ambos grupos se trataron de forma transitoria con un anticuerpo bloqueador anti-CD154/CD40L durante el período de trasplante. El anticuerpo evita la interacción entre ciertas moléculas (CD40-CD40L) en la superficie de las células del sistema inmune que desempeñan un papel clave en el rechazo del trasplante.

Después de realizar los trasplantes iniciales y de administrar el tratamiento con anticuerpos, el equipo pasó a trasplantar islotes adicionales dentro del riñón del grupo experimental de receptores para evaluar cualquier efecto potencial sobre la tolerancia inmunológica en un lugar en otra parte del cuerpo.

En ambos grupos de receptores, aquellos que recibieron un trasplante de islote inicial en el ojo o el riñón junto con el tratamiento a corto plazo con el anticuerpo anti-CD154, tuvieron una supervivencia de islotes sin inmunosupresión durante más de 300 días. En particular, del grupo que inicialmente recibió trasplantes de islotes en el ojo, más del 70 por ciento mostró supervivencia del segundo trasplante de islotes en el riñón durante más de 400 días sin inmunosupresión continua, en comparación con el 30 por ciento de los receptores que inicialmente recibieron islotes en su riñón.