23 de enero de 2019

Ojo seco: síntomas y consejos para mejorarlos

Ojo seco: síntomas y consejos para mejorarlos
PIXABAY - ARCHIVO

MADRID, 23 Ene. (EUROPA PRESS) -

El plasma rico en factores de crecimiento, indicado para los casos de ojo seco de moderado a severo, puede reparar la superficie ocular dañada por la patología, disminuir la inflamación y el dolor y favoreer una mejor lubricación ocular, además de proteger al ojo de infecciones, ha explicado la responsable de la Unidad de Córnea de Cliniláser, la doctora Paz Rodríguez-Ausín.

El tratamiento, que contribuye a mejorar la estructura del epitelio conjuntival y el corneal, se administra en forma de colirio. Se diferencia del suero autólogo, que también se usa para el ojo seco, en que no está diluido en suero salino y está libre de leucocitos.

"Todo esto se traduce en que se duplica la proliferación celular y reduce más del 80 por ciento la posibilidad de formación de cicatrices en la córnea. Además, al ser realizado con plasma extraído de la sangre del propio paciente, no presenta ninguna incompatibilidad ni efecto secundario", ha agregado la experta.

El ojo seco, que se caracteriza por la sensación de cuerpo extraño, sequedad, ardor, irritación, lagrimeo y dolor, es una comorbilidad asociada al síndrome de Sjögren, artritis reumatoide, diabetes, problemas de tiroides y otras enfermedades autoinmunes", ha apuntado la responsable de la Unidad de Retina y Vítreo de Cliniláser, la doctora María Capote.

Aunque "hay veces en las que un control de la enfermedad subyacente puede acabar con el ojo seco, en la mayoría de los casos no sucede así y la patología se cronifica, de forma que el paciente requiere un tratamiento de por vida que en algunos casos no palia del todo los síntomas", según la doctora Capote.

Además de las afecciones referidas, el ojo seco tiene mayor prevalencia en personas de edad avanzada, sobre todo mujeres postmenopáusicas, personas que utilizan a diario lentes de contacto o que pasan muchas horas frente a pantallas.

También en personas que viven en climas secos, que están expuestas a calefacciones y a una gran polución y los pacientes que toman fármacos como antidepresivos, ansiolíticos, antihistamínicos, diuréticos y antihipertensivos, entre otros.

La afección se diagnostica gracias al test de Shirmer, que permite saber cuántas lágrimas produce el ojo en solo unos minutos, ya que se realiza colocando unas tiras en los párpados que miden el grado de humedad, y la prueba de osmolaridad, que analiza la calidad de las lágrimas a través de un análisis de su composición.

CONSEJOS PARA MEJORAR LOS SÍNTOMAS

Aparte del tratamiento prescrito por el oftalmólogo, algunas pautas de comportamiento pueden ayudar a mejorar la sintomatología del ojo seco. En primer lugar, hay que ser consciente de la necesidad del parpadeo cuando se pase mucho tiempo delante de un ordenador, de una pantalla o leyendo.

De forma paralela, utilizar humidificadores en ambientes muy secos o cuando se usen calefacciones también puede ayudar. Se pueden utilizar humidificadores eléctricos en el espacio de trabajo y en casa recurrir a poner agua sobre los radiadores para que se evapore de forma natural.

Las expertas de Cliniláser también han destacado usar gafas de sol durante todo el año, optar por la dieta mediterránea, rica en ácidos grasos omega 3 y 6, que "ayudan a aumentar la producción de lágrimas", según la doctora Capote. Por último, también han recomendado beber entre un litro y medio y dos litros de agua al día y no fumar y evitar los ambientes con humo.

Contador

Lo más leído