Observan una disminución en el cociente de inteligencia en la infancia, en adultos que desarrollan trastornos psicóticos

Observan una disminución en el cociente de inteligencia en la infancia, en adultos que desarrollan trastornos psicóticos
27 de febrero de 2018 PIXABAY

MADRID, 27 Feb. (EUROPA PRESS) -

Una nueva investigación muestra que los adultos que desarrollan trastornos psicóticos experimentan una disminución en el cociente de inteligencia durante la infancia y la adolescencia, cayendo progresivamente más atrás que sus pares en un rango de habilidades cognitivas.

Científicos del Instituto de Psiquiatría, Psicología y Neurociencia de King's College London (IoPPN, por sus siglas en inglés), en Reino Unido, y la Escuela de Medicina Icahn en Monte Sinaí, en Estados Unidos, encontraron caídas en el cociente intelectual en la primera infancia y sugieren que las intervenciones educativas podrían retrasar la aparición de la enfermedad mental.

Los trastornos psicóticos, como la esquizofrenia, son enfermedades mentales graves que afectan a entre el 1 y el 3 por ciento de la población de Reino Unido que causan una serie de anomalías en la percepción y el pensamiento. El estudio, publicado este miércoles en 'JAMA Psychiatry', se centró en rastrear las puntuaciones de coeficiente intelectual (CI) y las capacidades cognitivas a lo largo de las dos primeras décadas de vida entre personas que desarrollan trastornos psicóticos en la edad adulta.

La doctora Josephine Mollon, de King's IoPPN, ahora en la Universidad de Yale, subraya: "Para las personas con trastornos psicóticos, el deterioro cognitivo no solo comienza en la edad adulta, cuando las personas empeizan a experimentar síntomas como alucinaciones y delirios, sino muchos años antes, cuando surgen las dificultades con las tareas intelectuales y empeoran con el tiempo. Nuestros resultados sugieren que, entre los adultos con un trastorno psicótico, los primeros signos de deterioro cognitivo son evidentes desde la edad de 4 años".

Estudios previos han demostrado que los déficits en el cociente intelectual comienzan muchos años antes de que aparezcan por primera vez las alucinaciones y los delirios en pacientes con trastornos psicóticos, pero el momento en que surgen estos déficits de cociente intelectual no ha estado claro. El nuevo trabajo proporciona evidencia de deterioro cognitivo de la vida temprana en individuos con trastornos psicóticos.

El estudio incluyó a 4.322 individuos ??en Reino Unido que fueron seguidos desde los 18 meses de edad hasta los 20 años de edad. Aquellos que desarrollaron trastornos psicóticos cuando fueron adultos registraban puntuaciones de CI normales en la infancia, pero a los 4 años su coeficiente de inteligencia comenzó a disminuir y continuó cayendo durante la infancia, la adolescencia y la edad adulta temprana hasta alcanzar un promedio de 15 puntos menos que sus pares sanos.

Además de rezagarse en el CI, las personas que desarrollaron trastornos psicóticos se quedaron cada vez más atrás de sus pares en cuanto a habilidades cognitivas, como memoria de trabajo, velocidad de procesamiento y atención. Las puntuaciones de coeficiente de inteligencia fluctúan entre las personas sanas y no todos los niños que tienen dificultades en la escuela corren el riesgo de desarrollar trastornos psiquiátricos graves.

INTERVENIR EN LA INFANCIA TEMPRANA, UNA POSIBLE SOLUCIÓN

El autor principal, el doctor Abraham Reichenberg, profesor de Psiquiatría en la Escuela de Medicina de Icahn en Monte Sinaí y IoPPN de King, resalta: "Es importante tener en cuenta que muchos niños experimentarán algunas dificultades con el trabajo escolar u otras tareas intelectuales en algún momento de su vida, y solo una pequeña minoría desarrollará un trastorno psicótico".

Los resultados sugieren que los adultos que desarrollan trastornos psicóticos no sufren un deterioro en la función cognitiva, sino que no logran mantenerse al día con los procesos de desarrollo normales. Las intervenciones tempranas para mejorar las habilidades cognitivas pueden ayudar a evitar que los síntomas psicóticos se desarrollen en la vida posterior.

"Hay intervenciones tempranas que se ofrecen a adolescentes y adultos jóvenes con psicosis --recuerda Reichenberg--. Nuestros resultados muestran la importancia potencial de que las intervenciones ocurran mucho antes en la vida. Intervenir en la infancia o la adolescencia temprana puede evitar que las capacidades cognitivas empeoren y esto incluso puede retrasar o prevenir el inicio de la enfermedad ".

Los investigadores ahora están examinando los cambios en los cerebros de las personas que desarrollan trastornos psicóticos, así como los posibles factores de riesgo ambientales y genéticos que pueden predisponer a las personas a tener una mala cognición.