La obesidad entre los jóvenes españoles ha aumentado entre un 3 y un 5% desde el año 2000

La obesidad entre los jóvenes españoles ha aumentado entre un 3 y un 5% desde el año 2000
25 de octubre de 2018 FLIRCK - ARCHIVO

MADRID, 25 Oct. (EUROPA PRESS) -

La prevalencia de obesidad entre los jóvenes españoles ha aumentado entre un 3 y un 5 por ciento desde el año 2000, según ha informado el miembro el miembro de la Sociedad Española de Nutrición Comunitaria (SENC), Javier Aranceta, aludiendo a los datos preliminares del 'Estudio ENPE', dirigido por el experto y que ha sido presentados durante el Congreso Nutrimad, que estos días se celebra en Madrid y que aúna el IV World Congress of Public Health Nutrition y el XII Congreso de la SENC.

Se trata de un estudio transversal realizado sobre una muestra de 6.800 personas en España, en el que se pone de manifiesto que, si bien la obesidad infantil se está estabilizando, existen diferencias en la distribución y evolución del problema en distintos grupos de la población, en función del sexo o condicionantes socioeconómicos, entre otros factores.

"Hay grupos de población de clase media y alta en el que la prevalencia de obesidad en las chicas ha disminuido, lo que demuestra que preocupándonos de que nuestros hijos coman mejor y se muevan más se puede revertir este problema. No obstante, hay que poner el foco en los entornos más modestos ya que es ahí donde más está aumentando las tasas de obesidad y sobrepeso, por lo que es necesario incidir para que las familias sepan elegir y organizar mejor una alimentación saludable", ha comentado el doctor Aranceta.

23% DE SOBRECARGA PONDERAL ENTRE LOS NIÑOS DE 3 Y 25 AÑOS

En concreto, y según los resultados del trabajo, a nivel general la prevalencia de obesidad entre los jóvenes se sitúa en el 11,3 por ciento, situándose el porcentaje en el 12,6 por ciento en el caso de los chicos y en el 11,2 en el caso de las chicas. Además, la sobrecarga ponderal (la suma de la obesidad y sobrepeso) se sitúa en el 23 por ciento entre los niños de 3 a 25 años. En este punto, el experto ha llamado la atención de que la mitad de estos niños y jóvenes serán adultos obesos y tendrán enfermedades crónicas como, por ejemplo, cardiovasculares o diabetes, por lo que ha insistido en la necesidad de poner el foco en ellos para mejorar su educación nutricional.

"La obesidad infantil sigue su progreso, aunque quizás más lentamente. El periodo de crisis ha afectado negativamente y, seguramente, los datos hubieran sido mejores porque los alimentos con alta densidad energética y poco valor nutricional son más baratos. Ahora bien, espero que a partir de ahora estos datos sean mejores", ha recalcado el doctor, para informar de que Andalucía y Canarias son las regiones donde hay un mayor impacto de la obesidad infantil.

Respecto a Europa, Aranceta ha informado de que está en las posiciones más altas. "Todos los países del sur de Europa tenemos una mayor prevalencia de obesidad en todas las edades, incluidos los niños. Estamos mejor que Inglaterra y algunas zonas de Alemania, pero peor que el norte de Europa, por lo que es necesario que miremos a estos países para mejorar", ha argumentado.

DIETA MEDITERRÁNEA Y ALIMENTACIÓN SOSTENIBLE

Una de las medidas que pueden reducir la obesidad en España es, según ha asegurado el director del departamento de Nutrición Humana y Metabolismo de la Universidad de Jerusalén, Elliot Berry, es la adherencia a la dieta mediterránea, uno de los patrones históricos en la alimentación de los españoles y que se está perdiendo como consecuencia de la incorporación de las mujeres al entorno laboral.

"El papel de las mujeres ha cambiado y se dedica menos tiempo a la cocina, por lo que se están abandonando las recetas tradicionales. Falta información y educación nutricional para poder elegir las opciones más saludables frente a las menos saludables", ha insistido el doctor Berry.

Del mismo modo se ha pronunciado la presidenta de la SENC y del Comité Científico de Nutrimad 2018, Carmen Pérez-Rodrigo, quien, además, ha avisado de que ya no sólo se trata de potenciar la dieta mediterránea sino que, también, de conseguir que sea sostenible. Para ello, la experta ha subrayado la importancia de cuidar el paisaje, las prácticas de la agricultura y lograr que la ganadería sea sostenible.

En este punto, el catedrático de Nutrición de la Universidad CEU San Pablo y presidente del Comité Organizador de Nutrimad 2018, Gregorio Varela-Moreiras, ha comentado que la población está cada vez más concienciada sobre la importancia de la alimentación sostenible y ha aludido a un estudio realizado por su universidad, junto a la Fundación Mapfre, que señala que tres de cada cuatro personas le da "total o bastante importancia" a que la cesta de la compra esté compuesta por alimentos producidos de manera sostenible y, además, más del 50 por ciento está dispuesta a pagar más por este tipo de alimentos.

Todos estos temas van a ser tratados durante el Congreso Nutrimad, al que, durante cuatro días, van a acudir más de 500 científicos y se celebrarán más de 130 ponencias de expertos españoles e internacionales de 18 países distintos, pertenecientes a más de 80 instituciones. "Hemos querido crear un programa científico de gran calidad poniendo en valor la actividad investigadora e internacional de primer nivel que, además, servirá para sentar las bases de la investigación futura", ha zanjado el doctor Varela-Moreiras.

Contador