11 de junio de 2015

Nuevos datos demuestran la eficacia de una nueva insulina basal de Lilly todavía en desarrollo

MADRID, 11 Jun. (EUROPA PRESS) -

Lilly ha presentado nuevos datos de una nueva insulina basal todavía en desarrollo que confirman su eficacia y su perfil de actividad hepato-preferente más similar a la insulina endógena que otras exógeneas convencionales, en el marco del Congreso de la Academia Americana de Diabetes (ADA, en sus siglas en inglés) que se celebra estos días en Boston (Estados Unidos).

La insulina, conocida como 'Peglispro', ha demostrado ser superior a insulina glargina en la reducción de los niveles de hemoglobina A1c (HbA1c) en cinco ensayos de fase III desarrollados con pacientes con diabetes tipo 1 y tipo 2.

Además, tiene un perfil de actividad hepato-preferente derivado de su reducido efecto en el tejido periférico, lo que la convierte en un fármaco más similar a la insulina endógena comparado con otras insulinas exógenas con un perfil de actividad convencional.

Esta nueva insulina se está estudiando en un amplio programa de ensayos clínicos, y en el congreso de la ADA se han presentado estudios que analizan su uso en pacientes con diabetes tipo 1, con diabetes tipo 2 que no han recibido previamente insulina, que utilizan insulina basal con insulina en las comidas o que ya reciben tratamiento con una insulina basal.

Por otro lado, Lilly también ha presentado nuevos resultados del amplio programa de desarrollo clínico de la dulaglutida, comercializada como 'Trulicity', también en desarrollo para el tratamiento de la diabetes tipo 2, que muestran la superioridad de este agonista semanal del receptor de GLP-1 frente a la administración diaria de insulina glargina y de liraglutida.

El primero de los estudios, un ensayo comparativo realizado en población asiática, puso de relevancia la superioridad de la dosificación semanal de 1,5 y 0,75 miligramos de dulaglutida frente a insulina glargina diaria en pacientes con diabetes tipo 2. Después de 26 semanas, ambas dosis fueron más eficaces en la reducción de los niveles de hemoglobina A1c, reduciéndolos hasta el objetivo recomendado de menos del 7 por ciento.

El otro trabajo reveló que la dosificación semanal de 0,75 miligramos de dulaglutida proporcionaba una mayor reducción de los niveles de HbA1c en comparación con la dosis más alta aprobada de liraglutida en Japón, 0,9 miligramos una vez al día, tras 52 semanas de tratamiento.

Para leer más