9 de octubre de 2012

Un nuevo medicamento hormonal disminuye un 37% el riesgo de fallecer por cáncer de próstata avanzado durante un estudio

Un nuevo medicamento hormonal disminuye un 37% el riesgo de fallecer por cáncer de próstata avanzado durante un estudio
CLÍNICA UNIVERSIDAD DE NAVARRA

MADRID, 9 Oct. (EUROPA PRESS) -

El nuevo medicamento hormonal enzalutamida disminuye un 37 por ciento el riesgo de fallecer por cáncer de próstata avanzado, según ha evidenciado un estudio en Fase III liderado por el Memorial Sloan-Kettering Cancer Center de Nueva York (Estados Unidos) y en el que ha participado un equipo de investigadores de la Clínica Universidad de Navarra.

Este trabajo, que ha contado con la participación de centros hospitalarios de 15 países y de 1.199 pacientes, se ha centrado en pacientes con cáncer metastásico resistente a castración que ya hubieran recibido quimioterapia. No obstante, y debido a los buenos resultados ofrecidos, el ensayo ha sido suspendido para administrar el medicamento al grupo que hasta este momento había estado ingiriendo placebo.

Y es que, además de reducir el riesgo de muerte, ha logrado disminuir en un 75 por ciento el riesgo de que el nivel de antígeno prostático específico se incremente. Por ello, los expertos consideran que existe "una mejora de la calidad de vida de los pacientes".

Uno de los participantes en esta investigación publicada en la revista 'The New England Journal of Medicine' es el especialista del Departamento de Oncología de la Clínica Universidad de Navarra, el doctor Ignacio Gil Bazo, que considera que los resultados de enzalutamida son "espectaculares".

Concretando en los datos arrojados, el experto explica que, de todos los participantes, "800 recibieron una dosis diaria de 160 miligramos de enzalutamida, mientras que el resto tomaron placebo". Al observar el efecto de ambos compuestos, se descubrió que el fármaco "tiene menor toxicidad que la quimioterapia y presenta muy pocos efectos secundarios, siendo éstos la fatiga y los sofocos", subraya.

Además, Gil Bazo expone que también se observa mejoría "en la tasa de respuestas de lesiones en tejidos blandos, como los ganglios y las lesiones hepáticas". Por último, concluye que haber recibido quimioterapia "no quiere decir que el manejo hormonal no tenga sentido".