20 de enero de 2015

Una nueva combinación de antivirales contra la hepatitis C muestra una alta eficacia en pacientes coinfectados con VIH

MADRID, 20 Ene. (EUROPA PRESS) -

Un estudio internacional publicado en la revista 'The Lancet' ha demostrado la elevada eficacia de una nueva combinación de antivirales orales frente a la hepatitis C, tanto en pacientes monoinfectados como en aquellos que también estaban afectados por VIH.

En concreto, el trabajo ha probado la eficacia de dos nuevas moléculas, grazoprevir y elbasvir, con o sin ribavirina, en más de 200 pacientes con hepatitis C que no habían sido tratados previamente y los resultados mostraron una curación de entre el 87 y 98 por ciento.

En el trabajo, que ha contado con el Hospital Clínic de Barcelona como único centro español, incluyó a 159 pacientes monoinfectados y 59 coinfectados con VIH, y se comprobó la eficacia de la combinación después de 8 y 12 semanas.

El hecho de administrar este tratamiento de forma paralela a pacientes mono y coinfectados es innovador, reconocen los autores, ya que los pacientes con VIH suelen participar en ensayos clínicos independientes, por lo que este estudio constituye una oportunidad única para determinar qué papel desempeña la infección por VIH en la respuesta a los tratamientos para la hepatitis C.

De este modo, los resultados indican que la pauta terapéutica fue muy bien tolerada y, pasadas las 12 semanas, entre el 87 y el 98 por ciento de los participantes en el estudio presentaban una cantidad de ARN del virus de la hepatitis C inferior a 25 IU/ml, lo que indica una respuesta virológica sostenida o, lo que es lo mismo, curaron la hepatitis C.

Esta respuesta fue similar tanto para los pacientes mono infectados como los coinfectados, lo que sugiere que esta combinación proporciona una opción de tratamiento eficaz y segura para los dos grupos de pacientes.

Con estos prometedores resultados de curación de la hepatitis con tan solo 12 semanas de tratamiento y con una tolerancia muy buena, ya se han puesto en marcha diferentes ensayos clínicos en fase III que evaluarán la eficacia de esta pauta terapéutica en un número mayor de pacientes.

Entre 130 y 150 millones de personas en el mundo están infectadas por el virus de la hepatitis C (VHC) y, de estas, alrededor de cinco millones también lo están por el virus del VIH. Y en todos los casos, tanto monoinfectados como coinfectados, están en riesgo de presentar las complicaciones derivadas de la enfermedad y acabar requiriendo un trasplante de hígado. Además, en los pacientes con VIH la carga viral es más alta, la enfermedad progresa de una forma más rápida y hay menos opciones de tratamiento.

Para leer más