26 de diciembre de 2014

Castigar al niño tras orinarse en la cama puede provocarle depresión

Castigar al niño tras orinarse en la cama puede provocarle depresión
WIKIMEDIA/CRIMFANTS

MADRID, 26 Dic. (Reuters/EP) -

   Los niños que son castigados por orinarse en la cama, conocido por enuresis, son más propensos a padecer depresión, según ha mostrado una investigación realizada por el equipo del doctor de la facultad de Medicina de la Universidad Rey Abdulaziz en Jeddah (Arabia Saudita), Nabeel Faten Al-Zaben.

   Y es que, según los autores, este trastorno afecta a alrededor del 15 por ciento de los niños pequeños y es tres veces más común en niños que en niñas. Además, hasta un tercio de los padres castigan a sus hijos por la enuresis nocturna.

   Por este motivo, y con el fin de comprobar cómo les afectaba este problema a los menores, los científicos analizaron a 65 niños de entre 7 y 13 años de edad que se orinaban inconscientemente en la cama, y a otros 40 años que no padecían este problema. A continuación, dividieron a los que tenían este problema en dos grupos: los que eran castigados y los que no recibían ningún tipo de reprimenda por parte de sus padres.

   De esta forma, comprobaron que los niños que fueron castigados por hacerse pis en la cama, lo hacían con más frecuencia que aquellos que no recibieron un castigo y, además, tenían síntomas de depresión más graves. Ahora bien, este efecto fue peor cuando los padres les regañaban físicamente ya que los menores mostraron también una peor calidad de vida.

   "La incontinencia urinaria afecta tanto al niño como a la familia en varios niveles. A menudo es una fuente de vergüenza y bochorno para el niño afectado y los menores que han experimentado el fracaso del tratamiento tienen una autoestima baja", han zanjado los autores.