4 de septiembre de 2014

Los niños con asma deben retomar la medicación preventiva antes de volver al cole para reducir el riesgo de crisis

Los niños con asma deben retomar la medicación preventiva antes de volver al cole para reducir el riesgo de crisis
FLICKR/STATE FARM

MADRID, 4 Sep. (EUROPA PRESS) -

La Sociedad Española de Inmunología Clínica, Alergología y Asma Pediátrica (SEICAP) recomienda que los niños con asma retomen la medicación preventiva antes del inicio del curso escolar para reducir las crisis, que suelen aumentar coincidiendo con la vuelta al colegio.

Durante las vacaciones estivales, los pediatras alergólogos aconsejan abandonar los medicamentos de mantenimiento a aquellos menores que no tienen síntomas en esa estación, pero deben "volver a ella" antes de empezar las clases para prevenir posibles crisis, ha destacado el doctor Jaime Lozano, del Servicio de Inmunoalergia del Hospital Sant Joan de Déu de Barcelona y miembro del Grupo de Trabajo de Alergia Respiratoria de SEICAP.

"Se incrementan por el mayor contacto directo entre los niños y por los alérgenos ambientales, como ácaros de polvo", según este experto, que recomienda retomar el tratamiento "al menos dos semanas" antes de volver al colegio, ya que tras haberse suspendido "suele tardar unos días en hacer efecto".

También pueden propiciar este incremento de crisis los cambios de temperatura y humedad propios del mes de septiembre, lo que hace que se incrementen las visitas de niños a urgencias y los ingresos hospitalarios por este motivo.

De hecho, un estudio italiano publicado en el último número de la revista de SEICAP, 'Allergologia et Immunopathologia', confirma que en otoño los síntomas se agravan en menores, y otro trabajo publicado en la revista 'Pediatrics' ha probado la asociación de las crisis asmáticas con la vuelta al colegio, con el doble de episodios que en agosto.

La SEICAP recuerda que las crisis se caracterizan por tos seca, pitos, fatiga, dificultad al respirar y opresión en el pecho, aunque la evolución de estos síntomas depende del causante de esta patología. "Si el origen es una infección, la velocidad con la que aparecen es más lenta, pero si es debido a una alergia, su desarrollo es más rápido", explica este experto.

QUÉ HACER EN CASO DE CRISIS O CÓMO PREVENIRLAS

Cuando un niño sufre uno de estos episodios, Lozano explica que "hay que administrarle un tratamiento de rescate que consiste en broncodilatadores a través de inhaladores, o con la ingesta de pastillas o jarabes". "Si no mejora pasadas unas horas es necesario acudir al médico", ha añadido.

No obstante, además de la medicación preventiva se pueden tomar otras medidas para prevenir la aparición de los síntomas de asma, como usar sábanas de tejidos sintéticos, lavarlas a una temperatura de 60º y evitar la secadora.

"También es aconsejable barrer sin levantar polvo y usar aspirador que tenga depósito de agua para limpiar bien todas las superficies", destaca el doctor Lozano. Además, en las habitaciones de los niños "es mejor optar por suelos y paredes lisas y lavables, así como no usar alfombras, peluches y otros objetos que acumulen polvo con facilidad".

Para leer más