21 de abril de 2009

Navarra.-Kutz considera "indispensable" que se regule la objeción de conciencia de los profesionales sanitarios

Se mostró en contra del aborto pero afirmó que si se aprueba la ley "la tendremos que cumplir"

PAMPLONA, 21 Abr. (EUROPA PRESS) -

La consejera de Salud del Gobierno de Navarra, María Kutz, consideró hoy "indispensable" que se regule la objeción de conciencia de los profesionales de salud, un asunto que genera debate en torno a la interrupción voluntaria del embarazo (IVE). "Pido seguridad jurídica", dijo.

Kutz se mostró hoy, en comisión parlamentaria, a favor de parte del informe realizado por la subcomisión del Congreso sobre el aborto como la referida a políticas de prevención, planificación y a la clarificación de la objeción de conciencia, que si bien es un "derecho de los profesionales sanitarios" está sin legislar.

Sin embargo, la consejera de mostró en contra de la posibilidad de que niñas de 16 de años puedan abortar "sin consentimiento ni conocimiento" de sus padres. "Esto incumple la ley vigente actualmente", dijo, para censurar que jóvenes de esa edad no pueden votar ni conducir y sin embargo puedan llegar a abortar sin conocimiento de sus familias.

María Kutz manifestó que este asunto "traspasa ideologías políticas" y que genera un debate ético de "primera magnitud". "Me parece bien que haya un debate ético de calado y no solamente político, que se hable de esto y esté en la calle", expuso, y añadió que aunque ella está en contra del aborto si en España se aprueba una ley "la tendremos que cumplir".

Defendió la consejera que en los nueve centros de atención a la mujer de Navarra se informa, se asesora y se da apoyo psicológico a las mujeres. Expuso así que mientras que en comunidades como Madrid la tasa de aborto se sitúa en el 16 por mil, en Navarra es del 5,65 por mil, "una de las comunidades donde menos abortos hay". Indicó así que "nuestras políticas de planificación y prevención dan sus resultados".

Kutz señaló que Navarra no es un caso aislado al no practicarse abortos, algo que también sucede, dijo, en Castilla y León, Castilla La Mancha, Extremadura y Murcia. Además, expuso, en el conjunto del país tan sólo un 2,08 de las interrupciones voluntarias del embarazo se practican en la sanidad pública y un 97,92 por ciento, en la red pública. "Estamos hablando de un debate general en España y no sólo en Navarra", sostuvo.

LOS GRUPOS

La parlamentaria de IUN Ana Figueras consideró "riguroso" el trabajo de la subcomisión del Congreso y defendió que "las mujeres tienen derecho a decidir libremente sobre su sexualidad", por lo que abogó por "despenalizar" la práctica del aborto. "Estamos por una ley de plazos y por ordenar la objeción de conciencia", señaló.

A su juicio, la postura de la consejera es "reaccionaria" y se "quita de encima el asunto". "Se cumple en parte con la norma porque nadie ofrece en Navarra el servicio de interrupción voluntaria del embarazo bajo los tres supuestos y se envía a las mujeres a otras comunidades", dijo, y señaló que en Navarra hay profesionales que estarían dispuestos a practicar IVE con "seguridad y tranquilidad".

Figueras manifestó que es una "desconsideración" tildar de "bodrio" el informe de la subcomisión como hiciera la consejera hace unas semanas. Según apuntó, sería "desviar la atención de un derecho tan fundamental" centrar el debate en el asunto de las jóvenes de 16 años.

Por UPN, Javier Marcotegui recriminó a IUN que no hable del "derecho del que va a nacer" y opinó que eso "sí es reaccionario". Consideró que el informe de la subcomisión es "malo, horroroso, mal fundamentado y sin calidad científica". Censuró además que no hubieran participado catedráticos de Derecho Constitucional o Civil, de Embriología, de Genética o Psiquiatría.

La parlamentaria de Nafarroa Bai Asun Fernández de Garaialde defendió tanto el derecho de objeción individual como el derecho de los pacientes a recibir lo que recoge la cartera de servicios. Por ello, señaló que se tendrán que establecer los mecanismos necesarios para que ambos derechos se cumplan. Señaló que hay profesionales dispuestos a practicar la IVE "pero piden garantías".

La socialista María Chivite consideró que en Navarra se "vulnera" el derecho a poder abortar dentro de la ley y que el Ejecutivo foral debería, "si realmente tiene voluntad política de solucionar este tema", hacerlo posible dentro de la Comunidad. También recordó que hay profesionales que públicamente se han mostrado a favor a realizar abortos.

Por CDN, José Andrés Burguete, que consideró que existe "cierto oportunismo político" en este tema, manifestó que su partido está cómodo en el actual marco legislativo. Asimismo, consideró necesaria una regulación básica de la objeción de conciencia.