8 de julio de 2009

MURCIA.-IVI presenta en Murcia al primer bebé del programa de preservación de la fertilidad

MURCIA, 8 Jul. (EUROPA PRESS) -

El Instituto Valenciano de Infertilidad (IVI) en Murcia ha logrado el primer nacimiento en España de un bebé gestado con ovocitos vitrificados procedentes del programa de preservación de la fertilidad.

La madre preservó su fertilidad a principios del pasado año 2008 para postergar su maternidad por "motivos personales", según informaron fuentes de IVI en una nota de prensa.

Se trata de un niño nacido en el mes de marzo en Murcia, procedente de una desvitrificación de ovocitos maternos y un ciclo de fecundación 'in vitro'.

La pareja, con una historia de esterilidad de cuatro años, decidió acudir a IVI Murcia en agosto de 2007. En aquel momento, y con un diagnóstico de esterilidad de origen desconocido, la pareja decidió, por motivos personales, vitrificar sus ovocitos con el propósito de lograr un embarazo más adelante.

En junio de 2008 la pareja se sometió a una fecundación 'in vitro' en la que se emplearon los ovocitos vitrificados de ella. Según la doctora Albero, "se obtuvieron un total de dos embriones y se transfirieron los dos, por voluntad de la pareja. El resultado fue un embarazo -de un embrión- que llegó a término con normalidad".

En este sentido, el directo de IVI Murcia, José Landera, contó que "la importancia de la vitrificación de óvulos reside en las excelentes posibilidades que ofrece de cara a preservar la fertilidad cuando hay riesgo de perderla por la edad o por tratamientos agresivos de quimio y radioterapia dado que hasta ahora la única posibilidad realmente efectiva para estas mujeres era recurrir a óvulos de una donante".

La vitrificación de ovocitos para preservar la fertilidad es una opción por la que han optado hasta hoy, en las clínicas IVI, más de 1.700 mujeres que de esta forma tendrán, en un futuro, la misma capacidad reproductiva que el día que decidieron criopreservarlos, aun suponiendo que sea diez años después, sin riesgo de daño de sus óvulos provocado por el envejecimiento o tratamientos médicos agresivos.

El plan para la preservación de la fertilidad en pacientes oncológicos se puso en marcha en abril de 2008 y cuenta con el apoyo de la AECC de Valencia, Alicante y Barcelona y de la compañía Merck Serono. Gracias a ello, el año pasado 47 mujeres y 33 hombres a los que se les había diagnosticado un cáncer han podido preservar de forma gratuita sus óvulos y semen para poder ser padres una vez superada la enfermedad.

IVI Murcia se convirtió el pasado año en la primera clínica de la ciudad que ofrecía gratuitamente la vitrificación de gametos a jóvenes a los que se les había diagnosticado un cáncer y debían someterse a un tratamiento oncológico que acabaría con su fertilidad.

José Landera señaló que han ayudado a ocho jóvenes murcianos -dos chicas y seis chicos-. Además de los pacientes oncológicos, 25 murcianas vitrificaron sus ovocitos el año pasado con el objetivo de postergar su maternidad unos años más.