6 de marzo de 2015

La depresión y ansiedad afectan el triple a las mujeres

MADRID, 6 Mar. (EUROPA PRESS) -

   Las mujeres sufren el triple de trastornos de depresión y ansiedad que los hombres, según ha asegurado el vicepresidente de la Asociación Española de Psiquiatría Privada (ASEPP), Antonio López.

   Esta elevada incidencia se debe a factores hormonales que contribuyen mayoritariamente a la depresión. De hecho, según ha explicado el experto, diversos estudios han demostrado que las hormonas afectan directamente la química del cerebro que controla las emociones y el estado de ánimo.

   "En las mujeres, el mayor riesgo para el desarrollo de patologías psiquiátricas radica en las etapas de fluctuación hormonal, como son la etapa perimenstrual, el postparto o la menopausia", ha apostillado, para comentar que, de esta forma, "durante la semana antes de la menstruación, las mujeres generalmente padecen depresión, ansiedad, irritabilidad y cambios de estado de ánimo, de tal manera que interfieren con su desempeño normal".

   Con respecto a la depresión postparto, López ha explicado que las mujeres son especialmente vulnerables a la depresión después de dar a luz, cuando los cambios hormonales y físicos y la nueva responsabilidad de cuidar al recién nacido pueden resultar muy pesados.

   "Los cambios hormonales aumentan durante la transición entre la premenopausia y la menopausia. De hecho, aunque algunas mujeres pueden entrar en la menopausia sin problemas de estado de ánimo, otras tienen mayor riesgo de padecer depresión", ha puntualizado.

LOS HOMBRES SUFREN MÁS ALTERACIONES PSICOPÁTICAS

   Por otra parte, también se han detectado diferencias importantes en el inicio y desarrollo del trastorno. Y es que, mientras que las mujeres, al ser más afectivas y más sensibles, pueden padecer con mayor frecuencia trastornos depresivos, ansiosos, de la conducta alimentaria o del sueño, los hombres presentan con "mayor asiduidad" esquizofrenia, y tienen más alteraciones psicopáticas y trastornos de conducta.

   Por este motivo, las mujeres deprimidas tienden a mostrar más quejas somáticas, como el aumento de peso o tendencia al llanto, y los hombres tienden a la agresividad y a la inhibición.

Para leer más