21 de julio de 2015

La muerte súbita, mucho más frecuente entre los afroamericanos

La muerte súbita, mucho más frecuente entre los afroamericanos
FLICKR MANUEL MC

MADRID, 21 Jul. (EUROPA PRESS) -

Investigadores del Cedars-Sinai Medical Center de Los Ángeles (Estados Unidos) aseguran que los hombres y mujeres afroamericanos tienen hasta el doble de riesgo de sufrir un paro cardiaco repentino, lo que se conoce como muerte súbita, que sus homólogos de raza blanca.

Así se desprende de los resultados de un trabajo publicado en la revista 'Circulation', que muestra que los hombres de raza negra son también más propensos a sufrir un infarto más jóvenes y a tener factores de riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares como la diabetes, presión arterial alta o enfermedad renal.

"Con este estudio hemos confirmado que, como se observó hace un par de décadas, la carga de muerte súbita entre los afroamericanos es mucho mayor en comparación con los blancos", ha destacado Sumeet Chugh, autor del estudio.

Cada año en Estados Unidos se producen alrededor de 350.000 infartos repentinos fuera de los hospitales que no están relacionados con lesiones cardiacas, según la Asociación Americana del Corazón. Y nueve de cada diez pacientes acabará falleciendo.

En el trabajo, los investigadores realizaron un análisis científico del historial médico de 126 pacientes afroamericanos y 1.262 caucásicos del estado de Oregon que habían sufrido un episodio de muerte súbita entre 2002 y 2012.

De este modo, vieron como los afroamericanos eran una media de seis años más jóvenes cuando sufrían un episodio de muerte súbita. Y mientras la incidencia en esta raza estaba en unos 175 casos por cada 100.000 habitantes, en el caso de los hombres caucásicos era de 84 opr cada 100.000 habitantes.

En el caso de las mujeres el riesgo también fue mucho mayor entre la población negra, con una tasa de 90 casos por cada 100.000 habitantes, frente a los 40 por cada 100.000 en mujeres caucásicas.

Entre las causas de esta desigual incidencia puede estar un mayor riesgo de presentar factores de riesgo asociados como la diabetes, que afectaba al 52 por ciento de la población afroamericana frente al 33 por ciento de los pacientes de raza blanca.