21 de julio de 2015

Motivos de consulta de los menores a los servicios de Atención Primaria

MADRID, 21 Jul. (EUROPA PRESS) -

Los traumatismos leves, las pequeñas heridas y las quemaduras son los principales motivos por los que los menores acuden a los servicios de Atención Primaria, según ha informado la Asociación de Enfermería Familiar y Comunitaria (AIFICC).

De hecho, en la franja de edad que va de los 5 a los 14 años se producen el 12 por ciento del total de accidentes de España, especialmente en verano por las actividades al aire libre y en las piscinas y en el mar.

Por ello, AIFICC ha recordado que el agua "no es el medio natural" de las personas y ha asegurado que la mayoría de los accidentes infantiles en las piscinas se pueden evitar siguiendo algunas recomendaciones como, por ejemplo, enseñando a nadar a los niños lo antes posible, no dejarles solo cuando están en el agua y respirar un mínimo de dos horas después de comer antes de bañarse.

Además, la organización ha destacado la importancia de conocer la profundidad de las piscinas, de no tirarse de cabeza, evitar que los niños jueguen a darse empujones o a hundirse y, en el caso en el que los menores no sepan nadar, llevar un dispositivo adaptado a su edad que favorezca la flotabilidad.

ESTAR ALERTA CON LAS PICADURAS DE MEDUSAS

Por otra parte, AIFICC ha informado de que en caso de picadura, hay que limpiarla con agua del mar, poner 10 o 15 minutos de hielo sobre la picadura, evitar rascarse la zona y acercarse al centro de atención sanitaria de la playa.

Respecto a las quemaduras solares, las enfermeras de primaria han aconsejado aplicarse la crema protectora unos 30 minutos antes de la exposición, y seguir poniendo crema protectora cada hora y media o dos horas.

También han alertado de que bajo una sombrilla llegan las radiaciones del sol, porque la arena hace de reflejo, y por tanto, hay que ponerse crema protectora solar, igualmente. En este sentido, han subrayado la importancia de vigilar las quemaduras solares en niños menores de 4 años, especialmente si son en zonas de piel fina o de pliego de piel, como las rodillas. Si la quemadura solar va acompañada de mareo, fiebre y vómitos se debe ir lo antes posible al centro de salud.

Finalmente, la asociación ha recordado que durante el verano se incrementan las lesiones, rozaduras y quemaduras en la piel por caídas a consecuencia de ir en bicicleta y patinetes. Por este motivo, han recomendado incrementar la protección recordando que es imprescindible el uso del casco, y en el caso de los patinetes, de rodilleras y coderas protectoras.