22 de mayo de 2019

Moser, premio Nobel 2014, afirma que "descubriremos la causa del Alzheimer y, el siguiente paso, será la cura"

Moser, premio Nobel 2014, afirma que "descubriremos la causa del Alzheimer y, el siguiente paso, será la cura"
UNIVERSIDAD DE SEVILLA

MADRID, 22 May. (EUROPA PRESS) -

El neurocientífico noruego, galardonado con el Premio Nobel de Medicina en 2014, Edvard Moser, ha afirmado ser "optimista" con la posibilidad de encontrar las causas del Alzheimer, además ha asegurado que "finalmente descubriremos la causa y el siguiente paso será la cura".

En estos términos se ha referido en el primer Nobel Prize Dialogue europeo fuera de Suecia, organizado en Madrid por la Fundación Ramón Areces con Nobel Media. Este experto, considerado el descubridor del GPS del cerebro, ha protagonizado la sesión titulada '¿Es inevitable la demencia?', donde ha asegurado que "en los últimos años entendemos cada vez mejor que hay zonas del cerebro que están más implicados que otras".

Apuesta por "saber qué es lo que hay en esta zona cerebral y que hace que estas zonas sean tan vulnerables", ya que, ha añadido, "no sabemos cuales son sus causas pero sabemos que empieza en ciertas áreas del cerebro que tiene que ver con la memoria".

A su juicio, hay que saber cómo funciona un cerebro normal, por ello hay que buscar el apoyo de la Administración, ya que "la gente quiere que se resuelva el Alzheimer", siempre desde la convicción de que tiene que pasar mucho tiempo para conseguir que esto ocurra.

Al respecto, María de Ceballos, investigadora científica y especialista en Farmacología Bioquímica, que investiga en el Instituto Cajal, CSIC, quien ha compartido la misma mesa en la jornada, ha advertido el componente genético que puede dominar en algunos casos de demencia, en donde "no podemos hacer nada".

No obstante, ha apostado por prevenir en los casos en los que existe una sospecha de riesgo de desarrollar demencia; "hay cosas que hemos estudiado y sabemos que en humanos funciona muy bien", este es el caso realizar actividades que mantengan a la población activa, tantos físicamente como socialmente, acompañado de una dieta saludable y suficientes horas de sueño.

"Cuando dormimos nos recuperamos cerebralmente, es importante cuidar del sueño y cuidar la memoria", ha añadido, para posteriormente apuntar, al mismo nivel de importancia, que hay que tratar de tener el nivel de estrés lo más bajo posible" para prevenir la demencia.

En su opinión, es posible que la investigación no lleve el camino más directo. Entre los problemas, la falta de fondos - "son necesario más fondos", ha señalado, la falta de cerebros adultos sanos que investigar - "descubrir cómo es el cerebro adulto ha sido una tarea prácticamente imposible", ha advertido, y paradigmas equivocados - "en los que nos hemos centrado no han sido los mas correctos", ha admitido.

Sobre el mismo tema, Li-Huei Tsai, directora del Picower Institute for Learning and Memory del Massachusetts Institute of Technology, profesora de Picower en Neurociencias y Miembro Asociado del Broad Institute, ha destacado que la investigación se ha triplicado en los últimos 5 años.

La experta, en la línea de Moser, se ha mostrado optimista, y apuesta por investigar a las personas centenarias, aquellas que se mantienen física y mentalmente sanas para descubrir por qué algunas personas son más resistentes. "Hay un largo camino por recorrer, pero algo útil va a ir saliendo", ha señalado.

PREVENIR EL CÁNCER

Hablar de prevenir el cáncer supone evitar la exposición a determinados factores causales cuya presencia favorece la aparición de la enfermedad oncológica. Modificar los hábitos de alimentación hacía un modelo más saludable, evitar el sobrepeso y el tabaco, recudir el consumo de alcohol y hacer ejercicio, son los consejos en los que han reiterado durante otra de las mesas de este encuentro.

El catedrático de Fisiología de la Facultad de Medicina de la Universitat de Valencia, el doctor José Viña, ha recordado que estos consejos son los mismo para "la mayoría de enfermedades relacionadas con la edad", de ahí que recuerda la importancia de que las instituciones y Administraciones Públicas las promuevan desde Atención Primaria, así como pongan en marcha medidas de salud pública incluidas en la planificación urbana.

"No nos centremos solo en el ejercicio", ha advertido destacando que uno de los mayores factores de riesgo es la contaminación. Por eso, ha pedido al Gobierno y, directamente a la Ministra de Sanidad, María Luisa Carcedo, que se "enseñen las bases de una vida saludable", ya que "hay que saber conocer sus fundamentos".

En la misma línea, la vicepresidenta del Instituto Weizmann, la profesora Michal Neeman, ha señalado que hay que ayudar a prescribir estilos de vida personalizados para reducir las exposiciones a los factores de riesgo del cáncer. "Si no se previene el tratamiento va a salir más caro", ha advertido.

En su opinión, hay que educar a los niños, la intervención sobre la conducta temprana significa una "experiencia para toda la vida", además de que se consigue el "efecto colateral", ha añadid, de que sus padres sigan los mismo hábitos.

POr otro lado, ha recordado que "a medida de que vayamos superando las otras enfermedades veremos más cánceres a edades más avanzadas", el objetivo es "tratarlos de manera crónica con buena calidad de vida". En su opinión, "superar el cáncer por completo será muy difícil", ya que "el cáncer se salta los obstáculos que se ponen en su camino". Lo que hay que tratar es que "la gente se muera con cáncer y no de cáncer".

Para leer más