4 de diciembre de 2009

Los MIR sufren tres veces más problemas psicológicos por su trabajo que el resto de personas de su edad, según estudio

MADRID, 4 Dic. (EUROPA PRESS) -

Los Médicos Internos Residentes (MIR) sufren hasta tres veces más problemas psicológicos motivados por su situación laboral que el resto de personas de su edad (entre 24 y 30 años), según se desprende de los resultados de un estudio realizado entre más de 300 MIR catalanes, presentado hoy en Madrid en la sede de la Organización Médica Colegial (OMC).

Asimismo, de los MIR encuestados, el 72 por ciento confesó recurrir a la automedicación cuando sufre algún trastorno (el 7,3% se autoreceta antidepresivos), casi la mitad (46%) no acude a la consulta de Atención Primaria, el 28 por ciento fuma, y cerca del 40 por ciento no practica ejercicio físico con regularidad.

"Estos datos son extrapolables al resto de España", aseguró uno de los responsables del estudio, el doctor Francisco Collazos, del Servicio de Psiquiatría del Hospital Universitario de Vall d'Hebron de Barcelona, durante la presentación de la 'Guía para los servicios de prevención de riesgos laborales: La salud del MIR'.

"El periodo de formación del MIR conlleva un fuerte estrés adaptativo para el joven médico, que después de los años de facultad tiene que enfrentarse a la realidad asistencial y lidiar con la competitividad de sus compañeros, el miedo a cometer errores por su inexperiencia o la falta de reconocimiento por parte de su tutor", explicó el doctor Collazos.

En este sentido, la guía presentada hoy en la sede de la OMC tiene como objetivo consensuar las herramientas de exploración básica de la salud mental del residente, "que debe someterse a un examen psicológico no sólo a su entrada, si no también al año y a los tres años de su residencia para detectar posibles trastornos en su salud mental", señaló este experto.

Existen una serie de factores estresores que no se pueden detectar en el examen previo, como la falta de sueño, el aislamiento del MIR, el desgaste asistencial o la incertidumbre ante la salida profesional. "Por este motivo es importante observar la evolución psicológica del MIR durante toda su residencia", y en ese sentido, el tutor debe ser el primero que debe detectar esos problemas y ponerse en contacto con el servicio de prevención de riesgos laborales para solucionarlos, comentó Collazos.

Estos servicios, en colaboración con los Programas de Atención Integral al Médico Enfermo (PAIME), deben ser los encargados de "promover estilos de vida saludables entre los profesionales sanitarios" ya que, según diferentes estudios, "está demostrado que si el médico se preocupa por su salud, presiona hasta cuatro veces más a su paciente para que adopte hábitos de vida saludables", añadió el gerente de la Fundación Galatea, Antoni Arteman.